El deporte necesita de la grada

El espectáculo futbolístico está urgido de público, después de dos clásicos decepcionantes.
28 septiembre, 2020
CARLOS GUERRERO
EL DICTADO

Tras lo visto en dos de los juegos más importantes de la semana, dos de los juegos más esperados, me refiero a los dos clásicos, el Clásico Regio y el Clásico Joven, está claro que la ausencia de público en la tribuna ya es factor en el torneo. Por ello la cantidad de partidos descafeinados y desabridos.

Sin empuje en las tribunas, sin pasión en la grada, el futbolista no encuentra ese extra, esa motivación que le mueva las fibras para encontrar su mejor versión. Juegos desangelados, aún cuando hay calidad en las alineaciones.

Agreguen los planteamientos timoratos, agreguen el pavor a la derrota. Agreguen que el salir a no perder y no a ganar, es el principal modus operandi de la mayoría de los equipos.

Que sirva la experiencia de otras ligas, de otras disciplinas en el mundo, para encontrar los mecanismos adecuados para que poco a poco, vayan cayendo los candados de los estadios. Que autoridades y clubes encuentren la forma en que, aún en porcentajes menores, la afición pueda hacerse presente en los estadios donde las condiciones se presten.

Para ello se requiere de voluntad, de civismo, de educación. No es una tarea sencilla, pero se puede lograr. La industria del futbol no puede quedarse cruzada de brazos esperando a que algún día todo esto vuelva a la normalidad, porque quizá, nunca más volverá esa normalidad.

Adaptación, readaptación, activación, reactivación. A pasos pequeños, pero sólidos. Es labor de todos, cuidarnos, protegernos, pero también salir de una zona que puede tornarse peligrosa por las redes del comfort.

¿Qué podemos hacer para regresar, qué podemos hacer y cómo podemos hacer para que vuelva el brillo a los estadios? Acá no es un tema de desafiar ni de revelarse ni de hacer caso omiso a las recomendaciones, es ver cómo dar ese paso y aprovechar la experiencia de otras ligas y de otros países en cuanto a protocolos para ayudar también a una industria que necesita de la tribuna.

¿Estamos preparados? depende de cuánta voluntad tengamos, de cuánto civismo pretendamos mostrar al momento de ingresar a un estadio, de qué tan pacientes seremos para formarnos más tiempo para ingresar y de qué tan pacientes seremos para abandonar el inmueble para evitar aglomeraciones. ¿Estamos listos para dar el paso? así como lo dieron restaurantes, plazas, cines, bancos? La salud es primordial como lo es también la economía.

Es una prueba para todos, es un desafío para todos. Hay que ver qué hace la NFL, la liga en Francia, en Alemania, en Polonia, en Serbia, Hungría, Noruega… ver qué hace la Fórmula Uno. Coordinación con autoridades sanitarias, establecer autorregulaciones, imponer protocolos y no quedarnos de brazos cruzados.

El deporte necesita de la grada.

TE RECOMENDAMOS