La batalla por la portería de la Selección Azteca

Gerardo Martino tiene un “problema de los buenos": poner bajo el arco a Guillermo Ochoa, o dejar a Alfredo Talavera, que atraviesa un gran nivel.
12 octubre, 2020
Carlos Guerrero
EL DICTADO

Uno de los jugadores más destacados del amistoso ante Países Bajos fue Alfredo Talavera.

Sobrio y efectivo, preciso en el juego aéreo, dominante en las salidas, valiente, y repleto de experiencia.

La gira europea le ha dejado a Gerardo Martino una enorme duda, un “sano dolor de cabeza”… ¿Qué hacer con la portería de la Selección Mexicana?

Respetarle el lugar a Guillermo Ochoa, respetar su jerarquía y trayectoria, o aprovechar el momento que atraviesa Talavera con Pumas.

La decisión está brava: nos vamos a edades, Talavera tiene ya 38 años, Ochoa 35.

Nos vamos a formas y estilos: Talavera va bien por arriba, provoca que se defienda metros adelante, saca al equipo, genera seguridad a la zaga, tiene liderazgo.

Ochoa, el mejor bajo los tres postes, reflejos felinos, capacidad de reacción. Volador, espectacular, y también con un mundo de experiencia.

Y al debate agreguemos a Hugo González, el más joven de los normalmente convocados a selección mayor, 30 años y con buen juego de pies. Y qué decir de Jonathan Orozco, el mejor para salir con balón controlado, un líbero que genera salida limpia e inmediata.

Rodolfo Cota, solvente y consistente, 33 años, pero con poca exposición a nivel Selección Nacional. Su poco roce internacional puede provocar que no sea considerado.

La batalla inmediata por la titularidad parece estar entre Ochoa y Talavera. Aquí yo les pregunto, si ustedes fueran Gerardo Martino, ¿qué harían?.

¿Es momento de pensar en una renovación, o es mejor aprovecharlos ahora que están en óptimas condiciones?

TE RECOMENDAMOS