editorial barajas Visión Extraocular
11 enero 2022
Juan Carlos Barajas
Opinión FIA
Compartir

Visión Extraocular

Con la Visión Extraocular se puede lograr que niños con los ojos vendados distingan colores, figuras, letras e incluso leer.

Si en su buscador de internet escribe las palabras Visión Extraocular, es muy probable que entre los resultados aparezcan videos en los que se ve a niños pequeños, quienes, teniendo los ojos vendados, son capaces de distinguir colores, figuras, letras e incluso leer párrafos completos de diferentes textos. Podría parecer un acto circense pero no es así.

A principio de los años 80, el mexicano Noé Esperón, quien acostumbraba meditar, descubrió que mientras lo hacía lograba concentrarse mejor, ser más perceptivo e incluso, dice, a ver no sólo con los ojos, así surgió la Visión Extraocular que podríamos entender como la capacidad de ver el mundo material, en tiempo presente, sin la utilización de los ojos físicos. Se trata de una metodología que además de enseñar a los niños a ver y leer con los ojos vendados, activa recursos mentales ociosos lo que permite expandir su conciencia con distintos beneficios.

Beneficios de la Visión Extraocular

Más allá de la lectura quienes siguen la metodología son capaces de memorizar, de concentrarse, de ser más responsables, más creativos y mejorar su conducta y seguridad en sí mismos.

Quienes enseñan y practican esta técnica aseguran que se trata de un apoyo a los niños para crecer y lograr un cambio de conciencia de manera muy suave, sin que apenas se den cuenta, ya que sacan de su subconsciente sus bloqueos, sus creencias limitantes, sus experiencias del pasado que no son útiles y crean nuevos hábitos que los hacen mejores personas.

Cualquier niño entre los 6 y los 12 años, que sepa leer y conozca los colores puede aprender esta técnica por medio de sesiones y ejercicios en los que también participan sus padres. Los beneficios, según los instructores, son casi inmediatos.


Hablar de leer sin utilizar los ojos físicos puede sonar a truco; sin embargo, a la larga eso es lo menos relevante. Quienes aprenden y practican la Visión Extraocular mejoran su desempeño académico, memorizan, recuerdan y analizan información con mayor facilidad y desarrollan su creatividad, su capacidad de concentración y su capacidad de resiliencia. ¿Le suena interesante?

Entonces no se pierda la conversación que tuvimos con Virginia Carrillo, instructora certificada de Visión Extraocular.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS