Dieter Dausien atiende a un cliente en su librería, en medio del brote de coronavirus en Hanau, Alemania
RALPH ORLOWSKI/REUTERS
20 abril, 2020
Reuters
Finanzas - Notas
Compartir

Reabren en Alemania algunos negocios, en busca de reactivar la economía, luego del impacto del COVID-19

Las tiendas de hasta 800 metros cuadrados, así como los concesionarios de automóviles, bicicletas y librerías reiniciaron operaciones

BERLÍN/FRÁNCFORT.- Los alemanes regresaron a las tiendas el lunes, buscando terapia de compras después de un mes de confinamiento, pero la canciller Angela Merkel los llamó a mantener la disciplina para evitar un retroceso en la lucha contra el coronavirus.

 

Las tiendas de hasta 800 metros cuadrados, así como los concesionarios de automóviles, bicicletas y librerías, tienen permitido reabrir esta semana bajo un acuerdo con los líderes de16 estados de Alemania, todos interesados en iniciar el largo proceso para sacar a la economía de una recesión. Las escuelas comenzarán a reabrir en dos semanas.

La mayor economía de Europa ha dependido más de la demanda doméstica en los últimos años, debido a que la fortaleza de su tradicional motor exportador ha disminuido, y la medida es similar a las adoptadas en países vecinos, que están igualmente

desesperados por revivir los negocios y la sociedad.

“Necesitamos nuestra vida de vuelta. Este tiempo ha sido como un pueblo fantasma”, dijo Michaela Frieser, quien no usaba una mascarilla, en el principal distrito comercial de Fráncfort."¡Salió el sol, ahorramos suficiente dinero y ahora tenemos que salir y gastarlo!”.

El gobierno federal y los estatales han recomendado encarecidamente que los alemanes usen mascarillas cuando salgan a comprar o viajen en transporte público, y algunos estados han hecho su uso obligatorio.

En el este, República Checa abrió sus mercados agrícolas, tiendas de artesanía, concesionarios de automóviles y salones de peluquería canina, luego de que impuso uno de los confinamientos más estrictos y de los primeros de Europa.

“Esto alivia el estrés de tener que tirar la cosecha”, dijo el productor de vegetales Milan Vystejn en su puesto en la Plaza Tylovo de Praga.

Austria dio el primer paso para reducir las restricciones el martes pasado, al permitir que reabrieran las tiendas bricolaje, centros de jardinería y negocios pequeños, mientras planea la reapertura de museos y librerías desde mediados de mayo.

Luxemburgo dijo que una selección similar de tiendas podría reabrir, y que las escuelas comenzarían a funcionar a partir del4 de mayo, comenzando con los alumnos del último año que deben dar exámenes. Cuando todas las escuelas vuelvan a abrir, sin embargo, las clases se dividirán en dos grupos que se alternarán entre una semana en la escuela y una semana estudiando en casa.

Merkel dijo a los funcionarios del Partido Demócrata Cristiano (CDU) que el peligro de infección sigue siendo alto en Alemania, después de que el sol del fin de semana atrajera a muchos a los parques.

Aseguró a periodistas que tomaría 14 días para ver si la flexibilización de las medidas elevaba la tasa de infección, y agregó: “Debemos permanecer vigilantes y disciplinados”.

La economía de Alemania ahora está en una recesión severa, según el Bundesbank, que agregó que es poco probable que exista una recuperación rápida, ya que muchas restricciones asociadas al coronavirus podrían permanecer vigentes por algún tiempo.

MÁS NOTICIAS