Uğur Şahin y Özlem Türeci, el matrimonio detrás de la vacuna contra Covid-19
13 noviembre, 2020
Azteca Noticias
Salud - Educacion - y -Bienestar -Videos
Share

Uğur y Özlem, el matrimonio de científicos detrás de la vacuna más esperanzadora contra el Covid-19

Pfizer dijo el lunes que su vacuna experimental fue más de un 90% efectiva para prevenir el COVID-19, según los datos iniciales de un gran estudio

Uğur Şahin y Özlem Türeci no solo son un matrimonio de científicos de origen turco, sino las mentes maestras detrás de la vacuna con un 90 % de eficacia contra el Covid-19 desarrollada por el laboratorio Pfizer y la biotecnológica BioNTech.

  Ambos han entregado su vida a usar el sistema inmunológico como un aliado contra el cáncer.

Este lunes el socio estadounidense Pfizer Inc informó que su vacuna experimental fue más de un 90% efectiva para prevenir el COVID-19, según los datos iniciales de un gran estudio.

Por lo que ahora, junto con BioNTech es el primer fabricante de medicamentos que muestran datos exitosos de un ensayo clínico a gran escala para obtener una vacuna contra el coronavirus. A finales de noviembre Estados Unidos podría comenzar a aplicarla.

¿Quiénes son Uğur Şahin y Özlem Türeci?

Uğur Şahin tiene 55 años, es el director ejecutivo de BioNTech, hijo de un inmigrante turco y uno de los 100 alemanes más ricos del mundo, junto con su esposa y miembro de la junta directiva Oezlem Tuereci, de 53 años, según indica el semanario Welt am Sonntag.

Şahin siempre sonó con ser doctor y fue en en el suroeste de Hamburgo donde conoció a Tuereci durante su carrera académica temprana y con quien compartió su pasión por la investigación médica y la oncología.

Por su parte, Tuereci es hija de un médico turco que había emigrado a Alemania y relató para medios de comunicación que su compromiso estuvo incluso el día de su boda, durante el cual se tomó un tiempo para trabajar en la vacuna que podría salvar millones de vidas.

Juntos se centraron en el sistema inmunológico como un aliado potencial en la lucha contra el cáncer y trataron de abordar la estructura genética única de cada tumor.

De científicos a emprendedores

En 2001 ambos profesionistas establecieron Ganymed Pharmaceuticals para desarrollar anticuerpos que combaten el cáncer, pero Sahin, para entonces profesor en la Universidad de Mainz, nunca abandonó la investigación académica y la enseñanza.

Ambos obtuvieron fondos de MIG AG, así como de Thomas y Andreas Struengmann, quienes vendieron su negocio de medicamentos genéricos Hexal a Novartis en 2005.

Después, esta empresa se vendió a la japonesa Astellas en 2016 por hasta 1.400 millones de dólares y al mismo tiempo BioNTech realizaba más investigación sobre la inmunoterapia contra el cáncer.

Equipo de ensueño

Para Kromayer de MIG, Tuereci y Sahin son un “equipo de ensueño” en el sentido de que reconciliaron sus visiones con las limitaciones de la realidad.

En enero de este año Sahin encontró un artículo sobre un nuevo brote de coronavirus en la ciudad china de Wuhan y le sorprendió lo pequeño que era el paso desde medicamentos de ARNm contra el cáncer hasta vacunas virales basadas en ARNm.

De inmediato, BioNTech asignó alrededor de 500 empleados para trabajar en varios compuestos posibles y logró ganar al gigante farmacéutico Pfizer y al farmacéutico chino Fosun como socios en marzo.

Su colega Matthias Theobald lo describe como “una persona muy modesta y humilde. Las apariencias significan poco para él. Pero él quiere crear las estructuras que le permitan realizar sus visiones y ahí es donde sus aspiraciones están lejos de ser modestas”.

Hace unos días Şahin dijo para Business Insider, un medio digital estadounidense de noticias financieras y empresariales, que la vacuna contra el Covid-19 se pondrá a la venta “tan pronto como se permita (...) Pero primero tenemos que estar seguros de que la vacuna llega primero a aquellos que la necesitan urgentemente (...) Especialmente las personas mayores, personas con factores de riesgo y personal médico”.

MÁS NOTICIAS