marzo 24, 2020 03:44 PM
Washington Abdala

Coronavirus: saldremos de esta maldición “Washington Abdala”

El coronavirus viene a ser socialista: mata al que sea, como sea; y además, según su tramo etario y las dificultades patológicas que tenga

Ahora todos admiran a los países asiáticos. Los chinos empiezan a ser referencia para mucho analista de cómo se pueden resolver la pandemia. Inclusive, los países asiáticos empiezan a ser mirados como referencia.

La realidad es que convendría decir las cosas como son y no caer en los lugares comunes que no facilitan una interpretación real de lo que está aconteciendo. Los problemas complejos no tienen respuestas simples, y si así lo creen algunos, sencillamente no entienden lo que está pasando y nos faltan a la verdad.

China, además de ser una autocracia, es efectivamente un régimen totalitario “in totum” en el que calle tras calle hay métodos para saber quién es quién y qué movimientos hace. El régimen tiene controlado todo y cuando tiene que desplegar su máximo poder los enlaces humanos que posee, operan y lo hacen con toda la autoridad que una dictadura tiene cuando, además, es radical.

En esto –no en todo- tiene razón Byung Chul Han cuando plantea que la informática oriental es orwelliana y todo lo controla. En consecuencia en este punto, la pérdida de libertad es el precio –involuntario– que pagan los ciudadanos orientales para que el sistema todo lo controle, todo lo sepa, donde millones de cámaras estén operativas y donde se sepa la vida de todos y en base a eso se desplieguen políticas “sanitarias”.

Se equivoca Byung Chul Han al creer que el confucionismo es la matriz que mueve el pensamiento filosófico chino. No es cierto, es el temor y las represalias los que mueven a la gente a comportarse sumisamente como se comporta. Es mucho más foucaultiano el punto de vista que confuciano. Confucio en realidad enseñó templanza y moderación, todo lo que hoy no está presente en China.

Una de las claves para entender lo que está sucediendo con la pandemia es aceptar que los expertos no siempre dicen de forma asertiva lo que sucede. ¿Cuál es el experto al que todos tenemos que seguir y cuál es la “voz” en la materia? Miren los documentos que la propia OMS elabora (videos y explicaciones) y advertirán que en no pocos momentos no se tiene respuestas claras a asuntos básicos que todos necesitaríamos saber. (La narrativa del 80%, del 15% y del cinco en riesgo total es casi un lugar común. Ya todos sabemos que es mucho más complejo el asunto y que tiene cortes que aún nos resultan inexplicables).

Leer más...