ver fotos
  • Las luchadoras indígenas se han convertido en un símbolo del poder de las mujeres en el país y en el exterior, reivindicando el término peyorativo español “chola” utilizado para los grupos indígenas y haciéndolo con orgullo parte de su herencia y fortaleza.
    Un traje completo de cholita llega a costar hasta 6 mil 800 pesos, mismo que mueve millones de euros al interior de la industria de la moda. El concurso Miss Cholita es una alternativa a Miss Bolivia para romper con los estereotipos de género.
    Silvana La Poderosa and Simplemente Maria, cholitas wrestlers, fight during their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, November 29, 2020. Picture taken November 29, 2020. REUTERS/David Mercado TPX IMAGES OF THE DAY
  • Las cholitas luchadoras de Bolivia están regresando al ring después de que las icónicas pugilistas se vieron obligadas a colgar sus faldas onduladas y sus bombines debido a la pandemia de COVID-19.
    Gloria, Silvana “La Poderosa y Simplemente María”, Verónica, Barbara Quisbert y Susana “La Bonita” son algunas de las cholitas que regresaron al ring luego de las restricciones por Covid-19.
    Cholitas wrestlers pose at their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, December 6, 2020. Picture taken December 6, 2020. REUTERS/David Mercado
  • Las luchadoras indígenas se han convertido en un símbolo del poder de las mujeres en el país y en el exterior, reivindicando el término peyorativo español “chola” utilizado para los grupos indígenas y haciéndolo con orgullo parte de su herencia y fortaleza.
    El tradicional traje de las cholitas de origen español del siglo XVIII fue adoptado por las mestizas indígenas al buscar sobrevivir o ascender socialmente a la cultura de España.
    Barbara Quisbert and Susana La Bonita, cholitas wrestlers, fight during their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, November 29, 2020. Picture taken November 29, 2020. REUTERS/David Mercado
  • Golpeadas por la pandemia, las cholitas luchadoras ahora regresan después de una pausa de nueve meses, pero enfrentan un desafío continuo con la lucrativa multitud de turistas que aún no asisten a los combates.
    A lo largo de su historia han sido discriminadas por la élite blanca de Bolivia.
    Barbara Quisbert, a cholita wrestler, reacts during their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, November 29, 2020. Picture taken November 29, 2020. REUTERS/David Mercado
  • Antes de la pandemia fueron un patrimonio cultural no reconocido porque los turistas de todo el mundo venían a ver exclusivamente la lucha libre de las cholitas luchadoras
    A la fecha son una parte fundamente de la economía y el comercio de Bolivia, incluso han llegado a ocupar puestos públicos en un país donde la violencia de género registra altos índices.
    Silvana La Poderosa and Simplemente Maria, cholitas wrestlers, fight during their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, November 29, 2020. Picture taken November 29, 2020. REUTERS/David Mercado
  •  Las cholitas luchadoras de Bolivia están regresando al ring después de que las icónicas pugilistas se vieron obligadas a colgar sus faldas onduladas y sus bombines debido a la pandemia de COVID-19.
    Algunas mujeres que usan polleras, falda externa de su traje tradicional, han sido discriminadas como ocurrió con Lidia Katari, esposa del exvicepresidente aimara Víctor Hugo Cárdenas. Pero se mantiene como un símbolo de las batallas por la identidad nacional
    Silvana La Poderosa, a cholita wrestler, reacts after winning a fight during their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, December 6, 2020. Picture taken December 6, 2020. REUTERS/David Mercado
  •  Las cholitas luchadoras de Bolivia están regresando al ring después de que las icónicas pugilistas se vieron obligadas a colgar sus faldas onduladas y sus bombines debido a la pandemia de COVID-19.
    Algunas mujeres que usan polleras, falda externa de su traje tradicional, han sido discriminadas como ocurrió con Lidia Katari, esposa del exvicepresidente aimara Víctor Hugo Cárdenas. Pero se mantiene como un símbolo de las batallas por la identidad nacional
    Cholitas wrestlers rest on the floor at the end of a fight during their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, November 29, 2020. Picture taken November 29, 2020. REUTERS/David Mercado
  •  Las cholitas luchadoras de Bolivia están regresando al ring después de que las icónicas pugilistas se vieron obligadas a colgar sus faldas onduladas y sus bombines debido a la pandemia de COVID-19.
    Algunas mujeres que usan polleras, falda externa de su traje tradicional, han sido discriminadas como ocurrió con Lidia Katari, esposa del exvicepresidente aimara Víctor Hugo Cárdenas. Pero se mantiene como un símbolo de las batallas por la identidad nacional
    A view shows the cholitas wrestlers during their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, November 29, 2020. Picture taken November 29, 2020. REUTERS/David Mercado
  • Las luchadoras indígenas se han convertido en un símbolo del poder de las mujeres en el país y en el exterior, reivindicando el término peyorativo español “chola” utilizado para los grupos indígenas y haciéndolo con orgullo parte de su herencia y fortaleza.
    Un traje completo de cholita llega a costar hasta 6 mil 800 pesos, mismo que mueve millones de euros al interior de la industria de la moda. El concurso Miss Cholita es una alternativa a Miss Bolivia para romper con los estereotipos de género.
    Cholitas wrestlers chat before their fight during their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, December 6, 2020. Picture taken December 6, 2020. REUTERS/David Mercado
  • Las luchadoras indígenas se han convertido en un símbolo del poder de las mujeres en el país y en el exterior, reivindicando el término peyorativo español “chola” utilizado para los grupos indígenas y haciéndolo con orgullo parte de su herencia y fortaleza.
    Un traje completo de cholita llega a costar hasta 6 mil 800 pesos, mismo que mueve millones de euros al interior de la industria de la moda. El concurso Miss Cholita es una alternativa a Miss Bolivia para romper con los estereotipos de género.
    Gloria, a cholita wrestler, fights during their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, December 6, 2020. Picture taken December 6, 2020. REUTERS/David Mercado
  • Golpeadas por la pandemia, las cholitas luchadoras ahora regresan después de una pausa de nueve meses, pero enfrentan un desafío continuo con la lucrativa multitud de turistas que aún no asisten a los combates.
    En 2019 las cholitas escaladoras de Bolivia llegaron a la cima del Aconcagua y demostraron que la mujer indígena puede llegar a donde quiera con su vestimenta.
    Susana La Bonita, a cholita wrestler, fixes her hair before their fight during their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, December 6, 2020. Picture taken December 6, 2020. REUTERS/David Mercado
  • Golpeadas por la pandemia, las cholitas luchadoras ahora regresan después de una pausa de nueve meses, pero enfrentan un desafío continuo con la lucrativa multitud de turistas que aún no asisten a los combates.
    En 2019 las cholitas escaladoras de Bolivia llegaron a la cima del Aconcagua y demostraron que la mujer indígena puede llegar a donde quiera con su vestimenta.
    Silvana La Poderosa, a cholita wrestler, greets the crowd before their fight during their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, December 6, 2020. Picture taken December 6, 2020. REUTERS/David Mercado
  • Golpeadas por la pandemia, las cholitas luchadoras ahora regresan después de una pausa de nueve meses, pero enfrentan un desafío continuo con la lucrativa multitud de turistas que aún no asisten a los combates.
    En 2019 las cholitas escaladoras de Bolivia llegaron a la cima del Aconcagua y demostraron que la mujer indígena puede llegar a donde quiera con su vestimenta.
    Gloria and Veronica, cholitas wrestlers, chat before their fight during their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, December 6, 2020. Picture taken December 6, 2020. REUTERS/David Mercado
  • Antes de la pandemia fueron un patrimonio cultural no reconocido
    Gloria, Silvana “La Poderosa y Simplemente María”, Verónica, Barbara Quisbert y Susana “La Bonita” son algunas de las cholitas que regresaron al ring luego de las restricciones por Covid-19.
    Silvana La Poderosa, a cholita wrestler, prays before their fight during their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, December 6, 2020. Picture taken December 6, 2020. REUTERS/David Mercado
  • Antes de la pandemia fueron un patrimonio cultural no reconocido
    Gloria, Silvana “La Poderosa y Simplemente María”, Verónica, Barbara Quisbert y Susana “La Bonita” son algunas de las cholitas que regresaron al ring luego de las restricciones por Covid-19.
    Cholitas wrestlers fight during their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, November 29, 2020. Picture taken November 29, 2020. REUTERS/David Mercado
  • Antes de la pandemia fueron un patrimonio cultural no reconocido
    Gloria, Silvana “La Poderosa y Simplemente María”, Verónica, Barbara Quisbert y Susana “La Bonita” son algunas de las cholitas que regresaron al ring luego de las restricciones por Covid-19.
    Gloria, a cholita wrestler, fights during their return to the ring after the coronavirus disease (COVID-19) restrictions, in El Alto outskirts of La Paz, December 6, 2020. Picture taken December 6, 2020. REUTERS/David Mercado

FOTOS | Cholitas bolivianas regresan al ring con trajes tradicionales

FOTOS | Cholitas bolivianas regresan al ring con trajes tradicionales
A las afueras de El Alto en La Paz, Bolivia, las cholitas regresaron al ring luego de las restricciones por la pandemia de Covid-19
14 diciembre, 2020
Azteca Noticias
Internacional - Galerias
Share
MÁS NOTICIAS