Así se vio el eclipse solar total, el evento astronómico del 2019
Rodrigo Garrido/REUTERS
02 julio, 2019
Reuters
Compartir

Ciegos “escuchan” eclipse de sol en Chile

La experiencia buscaba que personas ciegas o con algo de discapacidad visual pudieran “escuchar” el fenómeno con cambios en la frecuencia del sonido.

A medida que la luzdisminuía, el sonido del altoparlante se hacía más grave hastaquedarse en silencio cuando el eclipse total de sol alcanzó latarde del martes su punto máximo por unos minutos sobre loscielos del norte de Chile.

La experiencia impulsada por la Universidad de Valparaíso yotras dos instituciones dedicadas a la astronomía, buscaba quepersonas ciegas o con algo de discapacidad visual pudieran"escuchar” el fenómeno con cambios en la frecuencia del sonido.

“Fue emocionante, increíble, una experiencia mágica”, dijo aReuters Octavio Oyarzún, de 41 años, una de las miles depersonas que llegó hasta el pequeño pueblo de Cachiyuyo, en laregión de Atacama, a unos 600 kilómetros al norte de Santiago.

Profesor de música y ciego de nacimiento, Oyarzún viajódesde el cercano puerto de Caldera para percibir el eclipse, quepudo apreciarse a plenitud en una franja de 150 kilómetros en elnorte chileno -entre el sur de Atacama y el centro de Coquimbo-famoso por los observatorios y sus cielos despejados.

“Es como un regalo de la ciencia poder vivir estaexperiencia sensitiva que de otra manera no podríamosexperimentar”, agregó Oyarzún, casado con una mujer tambiénciega y padres de dos hijos que sí pueden ver.

El dispositivo, que “traduce” una mayor cantidad de luz ensonidos agudos y la mayor oscuridad en sonidos graves, fuedesarrollado por la astrofísica ciega puertorriqueña Wanda Díaz,explicó a Reuters la astrónoma chilena Catalina Arcos.

Arcos era la responsable de implementar esta iniciativa enel sitio de observación en Cachiyuyo, un pueblo de menos de 300habitantes y que recibió una avalancha de visitantes el martes.

“Como astrónomos uno ama todo esto y hacer que ellos puedanvivir el eclipse a través del sonido nos emociona”, señaló.

La astrónoma dijo que el dispositivo, llamado Lightsound, yase había usado el año pasado en Estados Unidos, pero esta fue laprimera vez en Chile que se usó de forma masiva, con 12 en todoel territorio.

En Cachiyuyo -uno de los seis puntos de la región donde semontaron campamentos para recibir a las miles de personas quellegaron a observar el fenómeno- también había otras actividadespara graficar el eclipse a no videntes, como libros en Braille orepresentaciones de un eclipse con telas de distintas texturas.

Ilia Gallardo, de 52 años, quedó totalmente ciega cuandocumplió 15 años y llegó a Cachiyuyo con un grupo de ciegos.

“Me acuerdo de cómo era el sol, de cómo era un atardecer, unamanecer. Y me imagino que un eclipse es eso, como un sol que seva oscureciendo. Ahora, además, noté esa diferencia escuchandosonidos distintos”, dijo la mujer, que trabaja como secretariaen un servicio de salud.

MÁS NOTICIAS