Andreina Andrade conductora del noticiero Primera Línea
22 diciembre 2021
Andreina Andrade
Opinión FIA
Compartir

El hartazgo de América Latina por el gobierno de los mismos: Andreina Andrade

El triunfo de Gabriel Boric en las presidenciales de Chile revive la tendencia en América Latina de ciudadanos que buscan cambios de gobierno.

En América Latina estamos cansados de los mismos, de los mismos que ofrecen cambios y nunca llegan, de los mismos que prometen y no cumplen.

Así que cuando los ciudadanos tienen la posibilidad de radicalizar el voto, no lo dudan. Esa esperanza de cambio, ese giro a la transformación que tanto se anhela, esa necesidad de ver al otro lado de la esquina es lo que trae caras nuevas e ideas diferentes a la palestra política. Pero ¿en realidad son la esperanza? Eso no lo sabemos, hasta el transcurrir de la administración.

Aunque este es el escenario de Chile, les puede sonar familiar, porque es familiar. Es algo que sucede en toda América Latina.

Los chilenos decidieron que Gabriel Boric es el hombre ideal para tomar las riendas de un país que clama a gritos una reconstrucción. Y lo dejaron claro al mundo cuando en 2019 salieron millones a las calles en medio de un estallido social.

Es ahora el presidente electo más joven en la historia de Chile. El próximo inquilino de La moneda, tiene 35 años y llegó de la mano del Partido Comunista, uno de los dos fantasmas, en una de las contiendas más polarizadas que ha vivido Chile desde el regreso a la democracia en 1990.

A muchos les recordó la Unidad Popular de Salvador Allende. A otros, el golpe de Estado que encabezó Augusto Pinochet en 1973. Porque los que le dieron su voto a José Antonio Kast, de ultraderecha, fue para no entregarle Chile en bandeja al comunismo.

Quienes votaron por Boric , fue evitando que el fascismo pinochetista volviera a gobernar el país. Fue quizá, la decisión más difícil que ha tenido que tomar un chileno en la última década.

Era elegir entre el regreso del comunismo, de la mano de Boric, o habría sido el del pinochetismo, de la mano de Kast. En este caso, fue el comunismo. Con el lema: “la esperanza venció el miedo”

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS