Leonidas realizó un golazo.
28 abril, 2020
Azteca Deportes
Internacional

El insólito gol del ‘Diamante Negro’ en Francia 1938

Leonidas Da Silva fue el primer gran ídolo brasileño en el futbol.

El Mundial de futbol de Francia 1938, fue un mundial diferente, un torneo marcado por un ambiente prebélico que se vivía antes de la Segunda Guerra Mundial, una competición que debido a distintos acontecimientos políticos y sociales hicieron de la Copa del Mundo, una justa deportiva distinta a las anteriores.

  Sólo 15 países participaron. La Selección de Argentina renunció a acudir al magno evento pues no estuvieron de acuerdo en que el país galo fuera la sede mundialista. Tampoco acudió Uruguay que mantenía su boicot contra los países europeos. Por su parte España no pudo competir debido a la Guerra Civil mientras que Austria fue invadido el 12 de Marzo del 1938 por la Alemania Nazi, así que la Selección austriaca canceló su participación.

Brasil vs Polonia 1938

Brasil y la exótica Selección de Cuba fueron los únicos representantes del continente americano.

El Scratch do Ouro’ fue una de las mejores selecciones del Mundial, dando espectáculo y resultados. El mejor partido del campeonato, sin duda alguna, fue el espectacular Brasil ante Polonia, que firmaron un 6 -5 en favor de la ‘Canarinha’.

El protagonista del encuentro fue el delantero brasileño Leonidas da Silva, con una portentosa actuación, marcando 4 goles en el encuentro. Uno de esos goles permanece en la memoria de los aficionados.

El llamado ‘Diamante Negro’ protagonizó una de las anécdotas más curiosas y recordadas en la historia de un Mundial al marcar un gol descalzo.

El inigualable Leonidas
AP
Brazil’s soccer star Pele kicks the ball over his head during a game in Sept. 1968, location unknown. (AP Photo)

La intensa lluvia hizo del campo un auténtico portrero. Según las crónicas deportivas de diversos medios gráficos de ese tiempo, uno de los tachones de Leonidas se descosió completamente de la suela, el brasileño salió de la cancha para que arreglaran el ‘botín’, Da Silva desesperado por la demora, regresó al terreno de juego, quitándose el otro zapato, el árbitro no se dio cuenta de lo sucedido, y el atacante brasileño anotó un gol descalzo, un tanto irrepetible en la historia de los mundiales.

Leonidas Da Silva la rompió en Francia 1938

Por Damián Martínez

VIDEOS