KAL|0_s8hmlzq9
22 enero, 2018
Azteca Deportes
MLS

Carlos Vela, en busca de la felicidad

Tras su fichaje con Los Angeles FC, el mexicano recibió duras críticas por su decisión de ir a la MLS

Ciudad de México. Me inquieta, me deja muy malas sensaciones, me molesta la mentalidad de muchos futbolistas mexicanos que están en el extranjero o juegan en nuestra liga. Resulta que están más preocupados por la crítica, por lo que se diga de ellos, por si le pegaron bien o mal al balón, dieron un mal pase o fallaron un gol; su atención está centrada en el “que dirán” y no en entrenar mejor, corregir errores, ser una mejor versión de ellos mismos día tras día.

Carlos Vela, la contratación estelar del LFCA de la MLS, es el ejemplo claro de esa mentalidad sometida al gusto de los de los demás. Ahora resulta se queja que “en México se critica todo. Si te quedas allá (en Europa), porque no juegas; porque eres malo, porque puedes ir a un equipo mejor. Siempre hay críticas y si vienes para acá (al futbol de los Estados Unidos), también”.

¿Qué te importa lo que se diga o no de ti? ¿De verdad tomas en cuenta los comentarios cuando se supone (porque lo has dicho) que no lees periódicos, ni ves televisión, ni estás al pendiente de las redes sociales? ¿Por qué ahora estas declaraciones? ¿Qué presión te quieres quitar cuando sabes que llegas a un futbol de mucho menor nivel? ¿En serio crees que en la MLS vas a estar a salvo de los cuestionamientos y pasarás desapercibido? No Carlos, no equivoques las cosas.

En México y en todo el mundo todos estamos expuestos y más tu que eres una figura pública, doblemente mayor porque la selección nacional te sostiene como un jugador de categoría internacional. De las críticas deberías estar acostumbrado, no te quejes, y si lo haces, debe ser de ti mismo si no cumples con los estándares de futbol y forma física que se te exigen.

De lo que si estoy de acuerdo contigo es que “al final, es que uno decida en donde va a estar feliz y en donde podrás hacer bien las cosas”. Perfecto, solo por favor no pongas excusas para tener una vida mejor, de ensueño, en donde no tengas obligaciones y evites responsabilidades en una profesión que cuando te decides, eres de lo mejor.

Te Recomendamos
VIDEOS