bolkiah.jpg
24 septiembre, 2020
Guillermo Santisteban
Premier League

Leicester vende al futbolista más rico del mundo.

Faiq Bolkiah, hijo del sultán de Brunei, dejó al Leicester City donde no pudo jugar y espera que un cambio al Marítimo de Portugal, reviva su carrera

La carrera de Faiq Bolkiah inicio en el AFC Newbury, firmó un contrato de un año con la famosa academia juvenil de Southampton en 2009. No llamó la atención lo suficiente como para asegurar un contrato a tiempo completo y fue a prueba con el Arsenal, en 2013; jugó para los Gunners en la Copa Lion City de ese año.

  Faiq estuvo en la planilla de ese torneo y enfrentó a una selección juvenil de Singapur. Alertado de su disponibilidad, Chelsea se abalanzó y le ofreció un contrato de dos años en 2014 pero dejó Stamford Bridge en diciembre de 2015 para firmar por Leicester un contrato de tres años.

A pesar de no jugar un partido profesional en Inglaterra todavía, Faiq se ha puesto la camiseta internacional de Brunei nueve veces y solo ha podido anotar en una ocasión.

Puede que tenga un comportamiento inocente pero su padre Jefri Bolkiah era conocido como el playboy de la familia real de Brunei. Jefri supuestamente vivió una vida de excesos: gastó alrededor de 10 mil millones de libras en 15 años como director de la agencia de inversiones de Brunei. Se dijo también que gastaba 35 millones de libras al mes en automóviles, relojes, bolígrafos eróticos de oro blanco y hasta un millón de libras en fiestas de karaoke con un enjambre de mujeres hermosas.

Se creía que Jefri poseía dos mil 300 automóviles en el apogeo de su riqueza, incluida una flota de Bentleys, Ferraris y Rolls-Royces.

Ser un niño rico tiene sus ventajas, especialmente si eres Faiq. Cuando su papá quiso celebrar su cumpleaños 50, quiso impresionar a su hijo de siete años ¿qué hizo?: voló al ‘Rey del Pop’ Michael Jackson para realizar un concierto privado para él y su familia. Jefri pagó a Jackson alrededor de 12,5 millones de libras por el privilegio, acto que fue catalogado como algo tonto para la familia real de Brunei.

Además para asegurarse de que Michael estuviera adecuadamente atendido, Jefri construyó un estadio completo para la ocasión.

Faiq está decidido a rehuir sus riquezas para triunfar como futbolista profesional.

“He jugado al fútbol desde que tengo memoria y desde pequeño siempre me ha gustado salir al campo y tener el balón en los pies”, dijo una vez en una entrevista.

Foto cortesía Faiq Bolkiah | @fjefrib

Te Puede Interesar
VIDEOS