KAL|1_m8i2rud3
Gunnar-Berning/BONGARTS
20 abril, 2015
Azteca Deportes
Liga MX

Cuauhtémoc Blanco y Corea-Japón 2002

Cuauhtémoc Blanco festeja 45 años de vida y Azteca Deportes recuerda su legado

Ciudad de México.- Cuauhtémoc Blanco dejó la inactividad involuntaria y como si nunca se hubiese ido se enfundó en la playera de la Selección Mexicana, y en 45 minutos anotó dos goles en Jamaica para devolverle la vida a un combinado nacional desahuciado, que estaba casi con los dos pies fuera de Corea-Japón 2002.

El resto de la eliminatoria fueron cascadas de alegría para una afición ávida de festejar algo, a la cual reconquistó con los pies y el corazón.

Pese a su retorno triunfal, Cuauhtémoc estaba enojado, resentido; nunca olvidó que mucha gente lo dejó solo durante la lesión, y en 2002 hizo público su malestar al recordar que Enrique Meza, quien había sido cesado de su cargo como timonel tricolor, fue el único que estuvo al pendiente durante su rehabilitación, y que la FMF no le dio dinero ni para los boletos cuando tuvo que viajar de España a México.

Antes del Mundial jugó su último partido con el Valladolid, donde no pudo consolidar una carrera. Estaba listo para la justa bajo el mando de Javier Aguirre, con la Selección concentrada en Japón, cuando a dos días de que empezara, recibió la noticia de la muerte de su abuela, una de las personas más importantes en su vida; meditó su regreso al país, pero de forma profesional decidió quedarse con el grupo y despedirse a la distancia de Cuca –como la llamaba cariñosamente-, con quien vivió de pequeño; la misma que le daba la bendición antes de los viajes y le prendía una veladora en cada partido.

Su abuela fue como una segunda madre para Blanco, pues vivió con ella en la Unidad Tlatilco, donde se crió jugando canicas y futbol; por ello, cuando anotó un gol ante Croacia, elevó la mirada y sus manos hacia el cielo para dedicárselo; se lo había prometido en vida y le cumplió.

¿Te perdiste los primeros capítulos? da click aquí:

La leyenda Cuauhtémoc Blanco

Cuauhtémoc Blanco y Ancil Elcock

Te Recomendamos
VIDEOS