Aficionados ingresan al estadio Victoria.
19 octubre, 2020
Azteca Deportes
Liga MX

Regresó la esencia del futbol | Aficionados ingresan al estadio del Necaxa

En el “Viernes Botanero” como testigo se abrieron las puertas en el estadio del Necaxa para recibir a sus aficionados para el encuentro ante Xolos.

El pasado viernes que se enfrentaban Necaxa y Tijuana, la nota no era si los Rayos sumaban tres puntos y se acercaban a la zona de Liguilla, ni si Tijuana extendía su racha sin ganar de visitante. La nota era: el regreso del público a los estadios de nuestro país.

 

La afición es una parte clave en la esencia del futbol, y lo confirmamos nuevamente. Tuvimos la oportunidad de estar en Aguascalientes, para transmitir desde la cancha, en el primer juego en siete meses celebrado a puerta abierta.

Un día antes se habían hecho virales algunos videos de aficionados desacatando los protocolos en tres parques de pelota de la Liga Mexicana del Pacífico. Por eso, previo a este partido existía una incertidumbre generalizada sobre la conducta de la gente. ¿Seguirían el proceso de sanitización? ¿Evitarían los saludos con contacto físico? ¿Se dejarían el cubrebocas? ¿Mantendrían la distancia entre butacas? ¿Acatarían el protocolo para desalojar el estadio?

Los aficionados se comportaron a la altura en Aguascalientes


Con gran fortuna puedo afirmar que el público se comportó a la altura dentro del estadio. Valoraron la posibilidad de reencontrarse con sus futbolistas y lo demostraron siguiendo los protocolos. Fue otro el factor que captó nuestra sorpresa: el apoyo de la afición hizo una gran diferencia en el accionar de los equipos, que desembocó en un juego atractivo y entretenido. Necaxa dio uno de sus mejores encuentros en el 2020. Los cantos y las porras llevaron a los hidrocálidos a entregarse físicamente y lucir en el campo.


El viernes regresaron las sensaciones de la localía, que habían desaparecido. Xolos sintió la presión de ser visitante. Uno de los porteros que mejor juega el balón con los pies es Jonathan Orozco, pero ese día no logró acertar un buen pase ni despeje en la primera parte.

Por el contrario, Luis Ángel Malagón fue arropado cariñosamente por un público de Aguascalientes, con el que tuvo contacto por primera vez, tras llegar a Necaxa este verano. Ese impulso le permitió atajar el penal que habría significado el empate.

Ingresaron 5 mil 47 aficionados al Estadio Victoria, pero se sintieron como decenas de miles rompiendo un prolongado silencio en el graderío. Contagiaron y emocionaron, le devolvieron su esencia al futbol. Por eso le abrimos los brazos al regreso del público, pero con la misma efusividad les suplicamos a la gente que acate las medidas y se tomen en serio los protocolos. Esta será la única forma en que podremos vivir plenamente la esencia del futbol.

Por: Jorge Pinto

Medidas de seguridad en el Estadio Victoria

Te Puede Interesar
VIDEOS