KAL|0_oei6mpfy
julio 09, 2019 05:05 PM
Azteca Deportes
Liga MX

Sanvezzo deja al equipo que le dio todo

Camilo Sanvezzo jugará para los Xolos de Tijuana a partir del Apertura 2019

CiudaddeMéxico.- Camilo Sanvezzo fue el que decidió salir de Gallos Blancos por intereses personales. El brasileño cumplió su propósito de abandonar al equipo queretano con todo y ser el mejor pagado del plantel y las varias negociaciones que se tuvieron en este verano previo al arranque del Apertura 2019.

  Hacía varias temporadas que Sanvezzo y su representante,Lucas Teixeira, amagaban al club con su salida, solicitaban un aumento considerable en su sueldo. Al final el futbolista no llegó a un arreglo económico y tomó la oferta de los Xolos, de Tijuana, que llenaron sus expectativas.

El sudamericano llegó a los Gallos en enero del 2014 después del acuerdo que se tuvo con los Whitecaps, de Vancouver. En ese año compartió el título de goleo junto con el argentino Mauro Boselli. Sanvezzo se convirtió en el primer integrante de los Gallos en conseguir el título de máximo romperredes en la primera división.

Gallos recibió una oferta de los Tigres por Sanvezzo de siete millones de dólares pero el club decidió mantener en sus filas al delantero, dos semanas después de este interés que mostró el cuadro regiomontano, el jugador se reventó el ligamento cruzado en un partido de pretemporada; el club lo apoyó en toda su recuperación durante los siete meses que estuvo fuera, le pagó todo en Brasil para que estuviera con su familia, le renovó su contrato en el momento más complicado de su carrera.

Sanvezzo regresó a las canchas en el Apertura 2015 en un juego contra el Atlas, anotó un gol pero en ese mismo juego volvió a romperse el ligamento cruzado; una vez más, baja durante un semestre y de nueva cuenta el equipo le brinda todas las atenciones. Camilo estuvo de vuelta en las canchas el 15 de abril del 2016, cuando entró de cambio frente al América.

El delantero deja entonces a una institución que lo atendió y apoyó en etapas críticas de su vida profesional.

Texto de Gerardo Melín

VIDEOS