Las hamacas, donde se mece la historia de Tixkokob

En Tixkokob, Yucatán, los pobladores hacen hamacas que pueden venderse en países de Europa y de Asia en dos mil dólares.

Escrito por: Jorge Zarza
hamacas Tixkokob

Amarradas entre las ramas de los árboles, las redes de los pescadores servían de cama para descansar luego de pasar varias horas en alta mar. Así nacieron las hamacas, que rápidamente se hicieron populares entre las familias que vivían cerca de la playa, especialmente en las Antillas.

Y aunque la palabra hamaca no es de origen maya, fue adoptada como propia en toda la península de Yucatán. Significa red.

Acompañado del equipo élite de Fuerza Informativa Azteca (FIA), integrado por Ricardo Ruiz, Esteban Sánchez y Vianney Rodríguez, llegué a Tixkokob, una pequeña ciudad dedicada a la elaboración de hamacas.

Las hamacas son complejidad de nudos y precisión de color

Estas redes de hilos multicolores se tejen y entretejen con la gracia y el talento de manos veloces.

Cualquier cochera se convierte en taller. Cualquier niña puede y debe tejer su hamaca, porque así lo dicta la tradición heredada por 100 generaciones. Y cualquier abuela en Tixkokob se siente orgullosa de enseñarle a sus nietas el secreto de los amarres.

De noche la hamaca es la cama de las familias yucatecas y de muchas otras más que viven en el sureste mexicano. De tarde sirve para la siesta que obligadamente tienen que tomar aquellos que están expuestos al infernal calor de esta región del país.

hamacas
| FIA

Una sola hamaca puede elaborarse hasta en cuatro semanas, debido a la complejidad de los nudos y la precisión para que combinen los colores que le dan vida.

Las hamacas elaboradas en Tixkokob han cruzado el océano Atlántico. Se venden en países de Europa y de Asia. Y por una sola pieza se puede llegar a pagar hasta dos mil dólares.

hamacas
| FIA

Pero al mismo tiempo, cualquier familia puede tener acceso por 500 pesos para adquirir una pieza.

Comprar una hamaca hecha en México es preservar la historia y la cultura de nuestro país. Y descansar en ella es dejarse abrazar por la herencia de nuestros antepasados.

¡No te pierdas nuestro contenido, sigue a Fuerza Informativa Azteca en Google News!
Escrito por: Jorge Zarza

Otras Noticias

×