vaska_gato_segunda_guerra_mundial
Crédito: Twitter @lapolvoramojada
28 julio 2021 22:07hrs
Azteca Noticias
Virales
Share

Vaska, el gato que cazaba para sus dueñas en la Segunda Guerra Mundial

Vaska fue un gato que cazaba pájaros para que una de sus dueñas los cocinara y pudieran sobrevivir durante la Segunda Guerra Mundial.

Un libro narra la historia de Vaska, un gato que cuidaba a sus dueñas y cazaba animales para que tuvieran algo para comer durante los tiempos difíciles y de hambre que se vivieron en la ciudad de Leningrado, Rusia, actualmente San Petersburgo, durante la época de la Segunda Guerra Mundial.

La historia de Vaska es retomada en el libro “Últimos testigos. Los niños de la Segunda Guerra Mundial”, de la escritora Svetlana Aleksiévich, en la cual, el gato se convirtió en el proveedor del hogar y gracias a lo que pudieron sobrevivir las dos mujeres.

Te puede interesar: Isla de gatos abandonados crea polémica en Brasil

El relato de la historia de Vaska lo realiza la nieta e hija de las mujeres rusas que eran las dueñas del gato durante la época de escasez de la Segunda Guerra Mundial por los ataques del ejército Nazi y cuya historia también ha sido retomada por los museos locales.

Mi abuela siempre decía que ella, mi madre y yo, su hija, sobrevivimos al duro bloqueo de Leningrado y al hambre solo gracias a nuestro gato Vaska. Si no fuera por este animal pelirrojo, mi hija y yo habríamos muerto de hambre como muchos otros.

La historia menciona que todos los días Vaska salía de caza y la abuela preparaba un guiso con el animal que lograba capturar, por lo regular pájaros. Además, el gato esperaba sentado la comida que era preparada con los productos que conseguía.

Vaska

Vaska alertó a sus dueñas sobre bombardeo en Leningrado

Vaska no solo era el gato que se encargaba de llevar alimento al hogar de sus dueñas durante la Segunda Guerra Mundial sino también presintió el bombardeo que estaba a punto de ocurrir en Leningrado, por lo que alertó a las mujeres cuando empezó a dar vueltas y maullar “lastimosamente”.

La joven que narra la historia explica que su abuela recogió sus cosas y salió corriendo de la casa junto con su hija y Vaska. Cuando huyeron al refugio, las dos mujeres se encargaron de tratar al gato como un integrante más de la familia y vigilaron que no se lo llevaran y se lo comieran debido al hambre de la época.

gato

Vaska, el gato que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial se vivió una época de hambruna, por lo que Vaska estaba flaco, por lo que la abuela salía con el gato, lanzaba migas para los pájaros y el gato se encargaba de atraparlos. Sin embargo, por lo hambriento que estaba no lograba quedarse con el pájaro, por lo que la mujer salía de entre los arbustos para terminar de capturar al ave.

Cuando terminó el bloqueo en esa parte de Rusia comenzó a haber más comida, por lo que la abuela siempre apartaba el mejor trozo de carne para Vaska, lo acariciaba cariñosamente y le decía “eres nuestro sostén”.

El gato fue enterrado junto a los familiares

Cuando el gato Vaska murió en 1949, la abuela lo enterró en el cementerio y para que la tumba no fuera pisoteada colocó una cruz y escribió “Vasily Bugrov”, como si se tratara de una persona. Luego, la madre de la joven que narra sepultó a la abuela a lado del gato, y después la nieta enterró a su madre en el mismo lugar. “Así que los tres yacen detrás de la misma valla, como en la guerra, bajo una misma manta”, agrega.

Te puede interesar: “Reviven” a gato que había sido asfixiado por una enorme pitón

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS