canelo
27 febrero, 2021
RUBÉN RAMOS
Box Azteca

A casi 16 años del debut profesional del Canelo Álvarez

Toda carrera legendaria tiene un inicio que forja humildad y madurez como lo hizo Saúl Canelo Álvarez en sus inicios, apenas a los 15 años

Como ya se ha mencionado con anterioridad, el deporte de los puños es de evolución personal, crecimiento mental y de adaptación física con el paso de los años. Esa ha sido la constante de Saúl Álvarez desde su debut en 2005 con 15 años y 3 meses de edad. Bien dicen que para forjar una leyenda sólida, hay que empezar desde abajo para crecer como un coloso. Ya han pasado casi 16 años desde el debut profesional de aquel jóven que pasó de ser paletero a uno de los mejores libra por libra de la actualidad.

Fue un 29 de octubre de 2005 en la Arena “Chololo” Larios, de Tonalá, Jalisco, cuando Saúl caminó sus primeros asaltos alejados de lo amateur. Dicen que los inicios siempre son los más complicado, pero una vez superado ese proceso, el resto lo dicta el trabajo fuerte. Gracias a un nocaut técnico, el Canelo venció aquella noche a Abraham González en el cuarto asalto. Entonces aquel adolescente pelirrojo mostraba otro tipo de condiciones a los de hoy.

Más desenfrenado al momento de golpear y también de recibir. Obviamente un físico menos musculoso y aún en desarollo a la estatura actual de 1.75 de Álvarez. Pero con el deseo de ser alguién en este negocio en el que la mayoría cae o abandona sus sueños por diferentes razones (todas respetables al ser un oficio donde se arriesga el físico y la salud). Así se cumplen los objetivos personales y grupales.

Por eso se dice que la perseverancia tiene un beneficio. Luego de títulos menores en 2008, 2009 y 2010, vienen los grandes desafíos como Miguel Cotto, Shae Mosley, Floyd Mayweather, Gennady Golovkin, entre otro y los que faltan en la lista del mexicano. Hay peleas importantes a lo largo de las carreras legendarias pero, sin duda, los estrenos guardan un lugar especial en los corazones de aquellos que dieron todo en el ring. Por eso recordar es vivir y eso siempre lo tiene en la mente Saúl Álvarez al ver cómo pasan los años con grandes dividendos.

Te Recomendamos
VIDEOS