Julio César Chávez
12 julio, 2020
Azteca Deportes
Box Azteca

Los Momentos más memorables de Julio César Chávez

Recordamos las peleas que inmortalizaron la mítica carrera del “César del Boxeo”.

Hablar de Julio César Chávez es mencionar, posiblemente, al mejor boxeador mexicano de la historia. 107 victorias, 86 nocauts, 6 derrotas y 2 empates hablan del gran legado que dejó el nacido en Ciudad Obregón, Sonora, quien hoy cumple 58 años, justamente en el mes de su nombre, Julio. Hagamos un recuento de momentos que marcaron la carrera del gran campeón del pueblo mexicano:

  Bonus: Julio César Chávez vs. Andrés Félix
Es bueno comenzar desde la raíz para determinar la grandeza. Bien dicen que la primera victoria muchas veces es la más complicada rumbo a la cima, por lo que es bueno recordar el gran debut de Julio con victoria por puntos ante Félix, el ya lejano 5 de febrero de 1980 en su querido Culiacán, Sinaloa. Ahí comienza oficialmente el legado rumbo al invicto de 90 peleas oficiales.

10. Julio César Chávez vs. Roger Mayweather

Roger Mayweather, mejor conocido como la “Black Mamba” original (antes que Kobe Bryant) o también como el tío y ex entrenador de Floyd Mayweather Jr., fue otros de los grandes rivales en la carrera de Chávez. La primera ocasión, el sonorense lo mandó a dormir desde el 2 asalto en 1985. La segunda vez fue para proclamarse monarca de Peso superligero, tardando hasta el 11 round para ponerlo fuera de combate.

9. Julio César Chávez vs. Mario Martínez
Similiar a lo mencionado en el parrafo anterior, los inicios de Julio César son primordiales en su legado. Así fue como ganó su primer campeonato, el título vacante Consejo Mundial de Boxeo peso superpluma, el 13 de septiembre de 1984, ante su paisano “Azabache” Martínez en Los Ángeles, California. Martínez era el favorito de las apuestas en el combate. Contra todo pronóstico, Chávez noqueó en el octavo asalto y, con ello, empezó el camino de seis títulos mundiales en tres distintas divisiones.

8. Julio César Chávez vs. José Luis Ramírez

Con Ramírez había una rivalidad peculiar. Ambos eran manejados por Ramón “El Zurdo” Félix porque los tres radicaban en Culiacán. Así que cuando eran jóvenes, JC hacía sparring con su paisano sonorense, un José Luis más experimentado que abusaba de su experiencia para golpearlo. Cuando Chávez creció, lo pudo tumbar en un entrenamiento mientras Félix los separaba. Ya en 1988 cuando se enfrentaron, unificó sus cinturones de la AMB y la CMB venciendo a Ramírez por decisión técnica. Un cabezazo accidental abrió la frente de su rival y el médico detuvo el combate, la decisión de los jueces fue por la puntuación que se llevaba hasta ese momento en las tarjetas en favor de Chávez. Después en las entrevistas se haría de palabras con “El Zurdo” recriminando que no escogerlo. El tiempo sanó las heridas, ahora José Luis y Julio son compadres.

7. Julio César Chávez vs. Óscar De La Hoya
De La Hoya puede ser considerado el “coco” en la carrera de Chávez con dos derrotas ante el Golden Boy. Para ser sinceros, ambos vinieron con un JC ya en declive profesional. El 7 de junio de 1996, Chávez se enfrenta a la joven promesa y campeón olímpico. Antes de la pelea, la diferencia de edad entre los oponentes (10 años) ponían como gran favorito a Óscar. La clave fue la gran herida en el ojo derecho de Chávez desde el primer minuto del asalto inicial, llevando a muchos a asumir lo que se confirmó posteriormente. El corte se produjo durante el entrenamiento y se reabrió en la contienda, donde fue necesario detener el combate en el cuarto asalto. Hasta la revancha en 1998, Julio siempre sostuvo que De la Hoya no lo había vencido, ya que su vida desenfrenada y la edad habían sido su principal verdugo.

6. Julio César Chávez vs. Edwin Rosario
Rosario, fiel a los peleadores de Puerto Rico, hablaba de más antes de los combates. Aquel 21 de noviembre de 1987, Chávez se trasladó a la división de peso ligero ante “El Chapo”, con fama de tener una pegada endemoniada. En la antesala de aquella pelea se habló de la práctica de brujería de parte de la madre de Edwin contra el mexicano, por lo que se hizo famosa la banda roja para ahuyentar los malos espíritus. Julio expresaba sentir un odio que solo se iría con golpes, por lo que la cávala funcionó. JC dio otra cátedra de boxeo noqueando en 10 asaltos para consagrarse Campeón Ligero de la AMB.

Julio César Chávez

5. Julio César Chávez vs. Pernell Whitaker
La esperada pelea entre dos grandes de la época se terminó dando a finales de 1993 en el Álamo Dome de San Antonio. Chávez enfrentaría a otro de sus grandes rivales, quien por estilo terminó siendo la criptonita del mexicano por su estilo defensivo y sucio, según el sonorense. Para muchos expertos y aficionados, el empate fue demasiado regalo para JC, ya que el que impuso el ritmo de la pelea fue “Sweet Pea”. Ahí se supo que Julio era humano y que una derrota estaba cerca del panorama, por los vicios que aquejaban al campeón en esa época y por el padre tiempo, quién no perdona. Pese a la caída, al gran mexicano no se le puede aquejar eso de haber evitado rivales.

4. Julio César Chávez vs. Frankie Randall
La primera derrota del César tiene mucho más en juego que el perder el invicto. Significa una racha invicta de 90 peleas sin derrota, la más larga en la historia del boxeo. Además, significó su primera caída de su carrera en el round 11 y perder el cinturón superligero del CMB. Como decíamos arriba, el tiempo fue el peor enemigo de JC y la derrota en enero de 1994 frente a Randall fue la prueba de ello. La venganza vendría meses después noqueando a Frankie y la ventaja en rivalidad sería definitiva para Chávez con triunfo en la Plaza México en 2004.

3. Julio César Chávez vs. Héctor Camacho
Otra pelea en la que el rival puertorriqueño se cansó de humillar e insultar al campeón reinante, en este caso Chávez. Pero como ya era costumbre, habló donde en verdad cuenta: En el ring. La pelea fue dominada de principio a fin por Julio, haciendo que la fama arrogante del “Macho” se diluyera con la tremenda lección de boxeo que recibió esa noche previo a las Fiestas Patrias de 1992. Uno boricua más a la lista del “Devorador de Puertorriqueños”.

2. Julio César Chávez vs. Greg Haugen
Este momento, independiente, de la abrumadora victoria de Chávez sobre Haugen, tiene mucho significado para el campeón, y más desde el punto de vista simbólico al ver un Estadio Azteca totalmente abarrotado. Un total de 132, 274 personas y 4 mil más en la explanada se dieron cita en el recinto deportivo de la CDMX. La boca de Haugen terminó siendo mayor a su resistencia en el ring con Julio castigando al estadounidense por su “fanfarronería” con hechos y no palabras, ante el que sigue siendo uno de los espectáculos de boxeo de mayor asistencia en la historia y una muestra del amor de México por el “César”.

1. Julio César Chávez vs. Meldrick Taylor
Creo que sobre decir la razón que me hizo escoger este momento sobre los anteriores. Nombrada como la pelea de la década de los 90s. Controvertida y a la vez emocionante, es es la mejor descripción del legendario combate del 17 de marzo de 1990 en Las Vegas. La mayoría de la pelea fue dominada por el estadounidense, pero Julio, fiel a su experiencia y paciencia en el ring, comenzó a castigarlo lenta pero efectivamente a su rival. El último asalto terminaría siendo el pecado para Taylor, al equivocarse en la estrategia de intercambiar golpes que a la postre culminarían en su caída con 16 segundos por finalizar la pelea. Se levantó a la cuenta de seis, y al ser incapaz de responder en dos ocasiones a la pregunta ¿Estás bien? Richard Steele tomaría la controvertida decisión de detener la contienda. Pese a la opinión dividida del fanático sobre la detención del combate y la credibilidad del boxeo derivado de los intereses, Meldrick terminó fue enviado al hospital deshidratado y orinando sangre, argumento suficiente para fundamentar la decisión del réferi. Al final, este desenlace de película que, por cierto, acaba de cumplir 30 años (independiente del fiasco de revancha en el que Chávez noqueó a Taylor en 1994), sigue y seguirá engrandeciendo el legado del que, a los ojos de muchos mexicanos, es el mejor peleador en la historia de nuestro país.

Rubén Ramos Duarte
Azteca Deportes

VIDEOS