maxresdefault.jpg
25 abril, 2020
Azteca Deportes
Box Azteca

Recordando a Archie Moore, el Rey del Nocaut

El gran campeón de Benoit, Misisipi dejó un gran legado en los encordados por su habilidad para derribar rivales una y otra vez.

El Boxeo ha dado grandes campeones y peleadores a lo largo de su ilustre historia. Sin duda, un peleador que no puede faltar en esa lista es Archie Moore, “The Mongoose” como se le conoce, fue campeón mundial en la categoría semipesado 1952-1962 gracias a su gran inteligencia en el cuadrilatero, su arrolladora personalidad y su gran filosofía de vida que lo llevaron a ser el único en enfrentar a tres leyendas del boxeo, los campeones mundiales de peso completo Rocky Marciano, Floyd Patterson y Muhammad Ali.

Su paso por este deporte no fue sencilla y mucho menos su acceso a disputar los cinturones más importantes. Tuvo que deambular 16 años en el profesionalismo y más de 160 combates para recibir su oportunidad de reconocimiento. Fue hasta 1956 cuando, por fin, pudo saborear la gloria y no defraudó, derrotando a Joe Maxim para proclamarse en lo más alto de la división.

Además de su feroz perseverancia rumbo al éxito, Moore presumía una gran destreza para el uso de la guardia con brazos cruzados, pero por lo que era más temido era por su devastadora pegada. La vía del cloroformo fue su principal aliada en su extensa carrera, ya que se le reconoce como el boxeador con más victorias por nocaut de la historia. Las cifras varían entre las 131 y 145, dejando claro su gran poderío con los puños.

El principal ejemplo de esa inteligencia en el ring y de depredador de rivales quedó evidenciada cuando en una ocasión se le preguntó sobre su estrategia boxística, respondiendo que los primero era la filosofía sobre la técnica. A poco más de dos décadas de su deceso en 1998, Archie Moore tiene bien ganada su reputación como el “Rey del nocaut” en el boxeo.

Rubén Ramos Duarte

VIDEOS