WhatsApp Image 2020-02-19 at 20.59.51.jpeg
19 febrero, 2020
Armando Pérez Ruiz
Futbol Internacional

El doping de Maradona en Estados Unidos 1994 aún calan hondo en Argentina.

“Me dio asco la organización de ese Mundial”, Alfio Basile.

Las secuelas del problema de doping de Diego Armando Maradona en el Mundial de Estados Unidos 1994 aún calan hondo en Argentina.

  En una entrevista Alfio Basile, técnico en ese entonces de la selección albiceleste, recordó las tardes posteriores a ese trágico 30 de junio.

“Me dio asco la organización de ese Mundial. La gorda que entró a buscarlo al diez, que se yo si salió de verdad el “10" en la ficha”.

Para Basile, existió algo raro desde las oficinas de la FIFA que no quería ver a Argentina lograr el título esa Copa del Mundo: “Vieron jugar dos partidos a Argentina y Joao Avelange, que yo lo conocía bien de congresos y que era el último mundial que le quedaba porque se iba de FIFA y no eran campeones desde el ’70, dijo que agarren a Maradona”.

El equipo de Alfio Basile lucía poderoso. Tras golear a Grecia 4-0 y derrotar 2-1 a Nigeria, Maradona y Argentina se encaminaban a los octavos de final como una escuadra poderosa. Pero un control antidopaje realizado a Diego Armando Maradona luego del partido ante los africanos detectó la presencia de efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina y metaefedrina.

El 10 argentino sería expulsado del torneo mientras sus compatriotas sufrían dos derrotas ante Bulgaria y Rumania y veían como su esperanza de levantar la Copa del Mundo se esfumaba. “El Mundial pensé que lo ganábamos, probablemente agrandado pero veía al equipo para ganar el campeonato mundial. Pero vi lo que pasó y me dio asco”.

Alfio Basile, que tiempo después viniera a dirigir a México al América, reconoce que es uno de los episodios más complicados de su vida profesional: “Me costó mucho superar eso. Respondiendo la pregunta, cuando volví renuncie de inmediato porque había sido un fracaso. Renuncié allá pero vine a dar la cara acá".

Con dos títulos de Copa América en 1991 y 1993, Alfio Basile fue el último entrenador en lograr dos títulos oficiales con la Selección Argentina, pero aún suspira por aquel doloroso verano de 1994.

Te Puede Interesar

VIDEOS