KAL|0_h6g81p8p
24 mayo, 2018
Azteca Deportes
Originales

¡¿Qué le pasó al Dr. García?!

Irreconocible, perdió su toque y esencia comportándose como todo un chavorruco alpha

En los últimos días me he portado como un verdadero pelafustán, no al nivel de Martinoli, pero sí a un grado que ni yo me reconocía. Estaba del carajo que en _Los Protas_ pareciera analista argentino con ese acentito que me cargaba. Llegaba a mi casa y ¡lo mismo!, analizando y narrando todo lo que me familia hacía con ese acento. El colmo de los males fue cuando quería coronarme como todo un “chavorruco alpha” queriéndome hacer un tatuaje, ¡poooor diiiiiiosss! ¡infame!.

Me cayó el veinte hasta que me dijeron: ¡Oye, Dr.!, ¿ya comiste?, ¿tienes hambre?. Y la verdad es que si me pongo bien malito de mi cabecita cuando tengo hambre. Por eso nunca la dejen visto. Mejor háganlos suyos con SNICKERS® y no pierdan su toque y su esencia… ¡carajo!

Y en esta época del mejor deporte del mundo vamos a estar hambrientos y llenos de síntomas futboleros, por lo que SNICKERS® como los dioses que son para calmar el hambre y el antojo, se adelantaron, y traerán en sus empaque cada uno de esos síntomas que de seguro tendremos, te hablo Martinoli para que no andes de villamelón.

Así que ya saben mis niños, cómanse un SNICKERS® y manden al carajo el hambre.

VIDEOS