JOHAN CRUYFF
25 abril, 2020
Azteca Deportes
Internacional

La mente maestra del Futbol Total, a 73 años del nacimiento de Johan Cruyff.

El holandés es considerado un revolucionario en el futbol mundial.

El mundo del futbol recuerda el nacimiento del legendario Johan Cruyff, quien estaría celebrando su cumpleaños 73 y es considerado como uno de los hombres más influyentes en la historia del balompié, por ser el precursor del “Futbol Total” como jugador y entrenador.

 
Cruyff nació en Ámsterdam el 25 de abril de 1947, a menos de un kilómetro del estadio del Ajax, inmueble que ahora lleva su nombre. Lamentablemente, partió de este mundo el 24 de marzo de 2016, a los 68 años en Barcelona, España, víctima de un cáncer pulmonar.

Es considerado por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Futbol (IFFHS) como el mejor jugador europeo del siglo XX y el segundo a nivel mundial, sólo detrás del brasileño “Pelé”.

Además, fue elegido por 30 históricos ganadores del Balón de Oro como el tercer mejor jugador del mismo siglo, detrás del mismo Pelé y del argentino Diego Armando Maradona.

Los primeros pasos en el futbol

Primeros años como profesional de Johan Cruyff

“El Flaco” se formó en las categorías inferiores del Ajax y logró debutar el 15 de noviembre de 1964 ante el GVAG Groningen, rival ante el que, con apenas 17 años de edad, marcó su primer gol con sólo unos minutos en el rectángulo de juego.


La relación entre Cruyff y Ajax parecía destinada a ser gloriosa con los 14 títulos conseguidos: seis de Liga, cuatro de Copa, tres Copas de Europa (ahora Champions League) de manera consecutiva, y una Copa Intercontinental, una etapa inmejorable antes de fichar por el Barcelona, cuando todo apuntaba a que el Real Madrid sería su destino.

Barcelona, un antes y después con la llegada de Cruyff

Con la expectativa e ilusión de los aficionados a tope, Cruyff llegó en la temporada 1973-1974 a un conjunto blaugrana desahuciado y urgido de títulos. Acumulaba 14 años sin poder ser monarca de La Liga y había sido totalmente eclipsado por su máximo rival deportivo: el Real Madrid.

El tres veces ganador del Balón de Oro (1971, 1973 y 1974) no decepcionó a la esperanza depositada en él y se puso el equipo al hombro para conseguir el tan ansiado campeonato local en su primera temporada, en la que incluso el Barcelona goleó 5-0 a los merengues en el Santiago Bernabéu.

Una carrera de gloria hasta sus últimos días

Cruyff se proclamó monarca de la Copa del Rey antes de emprender una exótica aventura por el balompié estadounidense, en el que vistió las camisetas de Los Ángeles Aztecs y Washington Diplomats (en dos etapas), antes de regresar a España para jugar varios meses con el Levante.

Ya a sus 34 años de edad, volvió para vivir su segunda etapa con el Ajax. Ganó dos títulos más de Liga y una Copa, además de ser la mente maestra de una jugada legendaria en el futbol: el penalti indirecto. Cruyff, en vez de tirar a puerta desde los once pasos, asistió a Jesper Olsen, quien le devolvió el balón para que Johan marcara, ante la incredulidad y sorpresa de propios y extraños.

Pese a los campeonatos y magia desplegada en el campo, Cruyff no consiguió que la escuadra de Ámsterdam le renovara su contrato. El mediocampista se sintió traicionado y decidió fichar por el Feyenoord, máximo rival deportivo del Ajax, y con el que logró el doblete (Liga y Copa) antes de colgar los botines.

La escuela del futbol total

El “Futbol Total” de la “Naranja Mecánica”

Desde su irrupción en el futbol, Cruyff fue un habitual en las convocatorias de su combinado nacional, sin embargo, debido a situaciones políticas que iban en contra de su filosofía, sólo pudo representar a su nación en un Mundial: el de 1974 en Alemania Occidental.

Aquella Holanda, siempre de la mano de Cruyff, fue apodada la “Naranja Mecánica” por el asombroso y casi sistematizado juego que desplegó en territorio alemán. Todos los integrantes de aquella selección fueron permeados por las ideas del mediocampista y fueron creadores del “Futbol Total”, una filosofía nunca antes reconocida y, quizá, nunca imaginada.

Tras superar las primeras dos fases en el primer puesto, la consagración de aquel mítico combinado nacional no pudo llegar. En la gran final, Holanda fue derrotada por Alemania Federal, selección liderada por Franz Beckenbauer, otra gran leyenda del balompié mundial

A pesar de la derrota en el partido decisivo, Cruyff recibió el reconocimiento al Mejor Jugador del Torneo de aquella justa mundialista, la única que pudo deleitarse con el toque y la cadencia del “Holandés Volador”

Cruyff de Entrenador

La leyenda continuó desde la dirección técnica

El símbolo holandés comenzó su etapa como director técnico en el Ajax, escuadra con la que consiguió dos Copas y una Recopa de Europa, aunque los títulos quedaron en segundo plano. El estilo de juego, basado en posesiones largas, sin dejar de lado la intención ofensiva, comenzó a llamar la atención de propios y extraños.

La filosofía mostrada como jugador prevaleció desde los primeros días de Cruyff en los banquillos. Fue en 1988 cuando recibió el voto de confianza del Barcelona, escuadra que experimentó una inolvidable evolución con la llegada a la dirección técnica del hombre que, como futbolista, les devolvió la gloria.

El estilo de juego que Johan proponía fue difícil de ser adoptado por sus pupilos blaugranas, pero, una vez concebido, aquel llamado “Dream Team” fue imparable. Logró ganar cuatro Ligas consecutivas, tres Supercopas de España, una Copa del Rey, una Recopa y una Supercopa de Europa, además el barcelonismo obtuvo su primera Champions League en 1992.

Cruyff dejó el banquillo culé en 1996, aunque nunca se alejó del futbol en los años posteriores. Su injerencia en el Ajax, el Barcelona, pero, sobre todo, en el balompié mundial, sigue siendo recordada hasta hoy en día, incluso con una ola de técnicos catalogados como “Cruyffistas”, por la manera en que sus equipos priorizan la posesión del balón y los ataques agresivos.

Josep Guardiola, el máximo representante de las enseñanzas del neerlandés, comentó en un documental que “Cruyff ayudó a todos a entender el futbol de manera distinta. Cuando ganábamos nos explicaba por qué ganábamos, y cuando perdíamos igual. Nos hizo enamorar de este juego.”

CRUYFF EN CHIVAS

Un breve paso sin pena ni gloria en México

Para sorpresa de todos, en 2012 el empresario y dueño de las Chivas, Jorge Vergara, fallecido en 2019, contrató a Cruyff como asesor deportivo, con la fiel esperanza de que una eminencia del futbol mundial pudiera regresar los días de gloria a la entidad jalisciense, incluso siendo catalogado como el “Papá del Futbol”.

Johan confió en su compatriota John Van’t Schip para hacerse cargo de la dirección técnica del “Rebaño Sagrado”. El estratega logró clasificar a sus dirigidos a la liguilla del Apertura 2012, pero el campeonato no se logró y la paciencia de Vergara fue muy poca, al grado de terminar la relación con Cruyff apenas unos meses después de haberla empezado.

Un triste adiós

Johan Cruyff fue capaz de vencer incontables rivales a lo largo de su carrera. Sin embargo, hubo un partido que nunca pudo ganar: el de la batalla contra el cigarrillo. El cual le ocasionó un cáncer pulmonar en 2015, que terminó con su vida el 24 de marzo de 2016, con 68 años de edad.

El futbol que se conoce hoy en día no podría ser concebido sin las enseñanzas y métodos que el neerlandés dejó día a día en sus etapas como jugador y entrenador. Pasarán los años y miles de páginas seguirán escribiéndose en este deporte, pero el nombre de Johan Cruyff en letras doradas jamás podrá ser borrado.

VIDEOS