MESSI.png
26 agosto, 2020
Azteca Deportes
La Liga

El momento del AD10S

El Barca sufrirá ese antes y después de Messi, la salida de Leo es un nocaut del que va a tardar tiempo en reponerse el club español

Messi no es el Barcelona, pero como van a extrañar los azulgrana al argentino. Nada es para siempre, los ciclos de vida laboral o personal llegan tarde o temprano, se cumplen los tiempos para cerrar o abrir otros espacios. Le está pasando a Messi, le sucedió en su momento a Cristiano Ronaldo y a todos los fenómenos del futbol que la historia guarda en su memoria.

  Sin duda el Barca sufrirá ese antes y después de Messi, la salida de Leo es un nocaut del que va a tardar tiempo en reponerse el club español; la marcha de uno de los mejores jugadores que ha dado el planeta no es fácil de asimilar. Los culés lo formaron, le dieron todo, lo encumbraron, lo llevaron al estrellato, lo colocaron en la cima, le pusieron la alfombra para convertirse en el D10S del futbol. El argentino aprovechó a las mil maravillas los recursos y simplemente reventó sus tremendas cualidades.

Barcelona y Messi no se deben nada. Empresa y futbolista ganaron todo lo que se podía ganar. Lo que invirtió el club azulgrana en el astro argentino lo recuperó a la décima potencia. Ambos fueron de la mano para hacer grande su leyenda. Cuando se hable del club blaugrana, la primera referencia será Messi; cuando se hable de Messi, su vida siempre estará ligada al Barcelona.

Sin hacer comparaciones de lo que fueron otras estrellas del Barca, el equipo guardará el luto debido por la pérdida del sudamericano y se va a reponer porque lo hizo cuando se fueron Ronaldinho, Romario, Rivaldo, Cruyff, Xavi, Iniesta, Puyol, Ronaldo Nazario, Maradona, Stoichkov y Carles Rexach.

La próxima afrenta para el Barca y Messi será sensacional. Ver al argentino con otra playera y observar a los culés con otro 10, suena muy atractivo. Dejemos a un lado el romanticismo, el negocio del futbol llama a los cambios. El jugador, como cualquier otra persona, si desea experimentar otras sensaciones que lo haga; nadie es eterno, ni indispensable en algún lugar.

Barcelona y Messi no deben tener miedo al cambio, al final, el tiempo los alcanzó a ambos.

Besos y abrazos para todos.

VIDEOS