Andrés Guardado con Real Betis
13 diciembre, 2020
Azteca Deportes
La Liga

Andrés Guardado en el empate del Real Betis en su casa ante Villarreal

En el Benito Villamarín el real Betis y Villarreal se reparten los puntos con que el submarino Amarillo pierde el tercer puesto.

Sevilla, España. El mexicano Andrés Guardado jugó medio tiempo en el empate a uno con el que acabó el partido del Benito Villamarín, el cuarto consecutivo del Villarreal en La Liga, motivó que el equipo de Unai Emery pierda la tercera posición en la tabla en favor del Real Madrid, pero además ese punto tampoco le sirve al Real Betis del chileno Manuel Pellegrini, que suma su primer empate de la temporada y sigue sin despejar sus dudas.

Un gol al comienzo de la primera parte de Pau Torres para el Villarreal y otro de Aitor Ruibal en los inicios de la segunda para el Betis firmaron unas tablas que no dejó satisfecho a nadie, en un partido con escasas ocasiones de gol y en el que los visitantes perdieron a tres jugadores por lesión, Vicente Iborra, el ecuatoriano Pervis Estupiñán y el francés Francis Coquelin.

Se planteó el partido para el equipo sevillano como un importante test, ante un rival que ha arrancado muy bien la temporada, en el que confirmar el trabajo que se hizo en la jornada anterior en Pamplona ante Osasuna (0-2) y que definitivamente la formación verdiblanca se asienta en la zona alta y la pelea por puestos europeos.

Pero el conjunto castellonense, que se presentó en la capital andaluza con una racha de catorce partidos seguidos sin perder, también llegó al Villamarín con el lastre de haber empatado en sus tres últimas citas en LaLiga, lo que le hacía peligrar en la tercera posición de la tabla y más después de la victoria del Real Madrid el sábado ante el Atlético.

El preparador del Betis, el chileno Manuel Pellegrini, quiere basar el éxito de su equipo en la solidez defensiva y quitarse deshonor actual de ser el mas goleado de la categoría, un propósito que se cumplió en El Sadar con la portería a cero, aunque frente al Villarreal, a la primeras de cambio todo se truncó.

Antes de que se cumplieran los cinco minutos de juego, en el primer córner botado por el equipo visitante, Dani Parejo puso el balón en el área chica y Pau Torres, muy libre de marca, cabeceó con dureza para poner el 0-1 sin que pudiera responder Joel Robles, otra vez en la portería ante la lesión del chileno Claudio Bravo.

Se habían visto aún poco las intensiones de los dos equipos, pero el amarillo, ya con el marcador a su favor, no dejó de buscar ser protagonista con el balón y al verbiblanco le costó tener la iniciativa.

Fue el canterano Aitor Ruibal, que repetía como titular por el extremo derecho, el que se encontró con la primera posibilidad clara de hacerle daño al meta Sergio Asenjo, pero este respondió bien al fuerte remate desde dentro del área.

El primer aviso local en un partido que, conforme se acercó al descanso, sí que tuvo más presencia del Betis y también se favoreció de que el centrocampista exsevillista Vicente Iborra fue sustituido al quejarse mucho de la rodilla izquierda en el minuto 36 y muy poco después, también por lesión, el lateral izquierdo ecuatoriano Pervis Estupiñán.

Andrés Guardado deja su lugar a Cristian Tello


Pellegrini dio entrada desde el inicio de la segunda parte al extremo Cristian Tello y al lateral Juan Miranda, pero fue Aitor Ruibal, que tuvo la mas clara en la primera parte para los suyos, el que acertó pronto con la portería adversaria con una gran volea desde la frontal del área.

El nuevo empate llegó además muy poco antes de una nueva lesión en el Villarreal, ya que el francés Francis Coquelin, quien ya había sustituido antes a Iborra, se tuvo que marchar y ser cambiado por Jaume Costa.

Unai Emery tuvo que recomponer a su equipo de manera forzada y agotó también los cambios pronto con la entrada del delantero nigeriano Samu Chukwueze por el japonés Take Kubo con la intensión de tener más músculo sobre el terreno.

El Villarreal, pese a todo, no se quiso atrincherar ante el un rival espoleado por el gol y que contó con el paraguayo Tonny Sanabria, en lugar de Borja Iglesias, y de Joaquín Sánchez para buscar mas mordiente en el ataque, aunque el objetivo no lo consiguió frente a un adversario que no renunció a la victoria pero que tampoco tuvo la fluidez para conseguirla.

Con información de EFE

VIDEOS