Carrera de Diego Armando Maradona
25 noviembre, 2020
Carlos Salgado
Internacional

Miguel Zelada y su amistad con Diego Armando Maradona

El exguardameta del América recuerda con mucho cariño los momentos que vivió con el Diez, y agradece su amistad.

La selección argentina de 1986 es sinónimo de Diego Armando Maradona, pero hay un grupo de futbolistas que fue capaz de rodear al astro en su senda a levantar la Copa Jules Rimet.

  Entre ellos, está el exguardameta del América, Héctor Miguel Zelada, quien a pesar de no haber tenido minutos durante aquella Copa del Mundo, forjó una sólida amistad con el ‘regordete’ que portaba el diez y que, esta mañana, falleció en Buenos Aires, a los 60 años de edad.

“Independientemente del compañero que tuve en el Mundial del 86', que fue lo máximo que me pudo haber pasado, puedo presumir que tenía la amistad. Compartimos momentos en México, he convivido, mis hijos han compartido con él momentos muy importantes”, recuerda el exportero, en charla con Azteca Deportes.

La leyenda de Maradona se ha construido alrededor del personaje y este aborda más que las épicas historias contadas con los botines puestos y la casaca empapada de sudor.

12 Diego Armando Maradona entrenador.jpg

Zelada conoció el lado humano del fenómeno y, con cariño, rebobina para revivirlo.

Conmigo, era muy chistoso y muy llevado, pero en buen plan. En la concentración del América, me regaló un póster del Napoli, diciendo ‘Miguel, gracias por ser como eres’. Momentos en los que dio la cara por mí, cuando Puma no me quería pagar. Yo tenía un contrato en México con Adidas y luego, en el Mundial, Puma me invitó a ponerme los zapatos y no me pagaban. Le dije a Diego y dice: '¿Cómo que no te pagan? A Zelada se le paga porque se le paga’.

Pero hablar de Diego es hacerlo de futbol en su estado más puro y Zelada, uno de los testigos presenciales de la magia del ‘Pelusa’, no pasa por alto lo que sucedía en el rectángulo cuando el chico de Villa Fiorito entraba.

“Todos los que han jugado con Diego hemos jugado con el mejor del mundo. Yo creo que Diego Armando Maradona, en el Mundial del 86', llegó preparado física, anímica, futbolística y mentalmente. Era su Mundial, tenía que ser el mejor del mundo y lo logró", sostiene el héroe azulcrema.

Si muero, quiero volver a nacer y ser Diego: Maradona

Con humildad, Héctor Miguel admite que el combinado del que formó parte idolatraba a su líder, hasta el punto de verlo “masajearse o saltar a la cancha con las agujetas desatadas y dominar el balón"; sin embargo, él sabe que el ‘Pibe de Oro’ fue más que el don deportivo con el que nació.

El año pasado, en Culiacán, Diego me preguntó cuánto se hacía a Mérida. Le digo: ‘tienes que ir de Culiacán a México y de México a Mérida’, y dice: ‘no, en avión privado’. Él se fue en el avión privado y yo me vine en el de línea, con los jugadores. Fue la última vez que lo vi, aunque hablaba de repente con él.

A la distancia y con contundencia, Zelada se despide de su amigo: “Gracias, nada más, gracias por las alegrías y gracias por la amistad que me dio de manera personal. Muchas gracias. Se va, o ya se fue, el más grande del mundo”.

VIDEOS