KAL|1_hatrwo3t
24 noviembre, 2018
Azteca Deportes
Resto del Mundo

Boca Juniors y River Plate ya definieron un título

El Xeneize y el Millonario jugaron un partido que determinó al campeón de la temporada

Ciudad de México. Boca Juniors y River Plate están a minutos de definir al campeón de la Copa Libertadores 2018. Pero hace años ya definieron al campeón en un enfrentamiento directo.

Fue el 9 de diciembre de 1962. Cancha de La Bombonera a reventar. Los dos equipos llegaron como punteros a la penúltima fecha del campeonato argentino con 39 puntos. En solitario, eran los únicos candidatos al título, pues le sacaban varios puntos al tercer lugar.

Todo empezó bien para Boca, pues al minuto 14 ya ganaba 1-0 con gol de Valentim desde los 11 pasos. Cuando faltaban 10 minutos para el final, el silbante marcó un penal a favor de River, con el que empataría el juego y de terminar 1-1 el marcador, tendrían que definir en la última fecha al campeón.

El encargado de ejecutar el penal fue Delem, un 10 talentoso del Millo, quien había sido tundido a patadas desde el arranque del juego por su compatriota y amigo, Orlando, volante del Xeneize, lo que ocasionó que no brillara en el juego.

El brasileño tomó el balón, encaró a Antonio Roma, arquero e ídolo bostero, y disparó. El cancerbero atajó el penal e hizo explotar de júbilo a toda la afición boquense. Los jugadores de River protestaron la jugada porque Roma se movió durante la ejecución, sacando ventaja de ello.

“Señores, les doy un penal en la cancha de Boca a cinco minutos del final y ustedes quieren que lo repita, ¡por favor! Penal bien tirado es gol”, fueron las palabra del árbitro central, Noi Foino, tras los reclamos de los futbolistas.

El marcador ya no se movió y Boca Juniors se coronó campeón, en su cancha, ante su gente y contra el odiado rival.

Te Recomendamos
VIDEOS