La Premier League regresará ‘a la normalidad’
28 septiembre, 2020
Azteca Deportes
Premier League

Bendita imprevisible Liga Inglesa

En Inglaterra año con año la competencia aumenta y esto permite un espectáculo impresionante.

Una razón para que el aficionado consuma deportes en vivo es porque quiere ver historia pura tejiéndose al momento. Porque habrá un final inesperado y él o ella quieren estar ahí para presenciarlo.

  Por eso, se pierde interés cuando un desenlace es predecible. Cualquier deporte cansa cuando siempre gana el mismo. Así ocurrió a principios de la década anterior, con Michael Schumacher y sus cinco títulos al hilo con Ferrari. Ahora que la Juventus lleva nueve “Scudettos” en fila. O incluso, cuando Lance Armstrong se impuso siete veces seguidas en el Tour de Francia, antes de perder estos títulos por dopaje.

Para fortuna de los amantes del futbol inglés, pareciera que la Liga Premier está blindada contra la repetitividad. Es cierto que existen equipos más poderosos, con un presupuesto más amplio, predestinados a los primeros lugares de la tabla. Pero en los últimos diez años, solo el Manchester City ha logrado levantar dos veces consecutivas el trofeo de liga.

La esencia de lo imprevisto fue la jornada 3 del pasado fin de semana. Más de un “despistado“ debió ganar mucho dinero por apostar en contra de los favoritos.

Nadie esperaba que Chelsea, el equipo europeo que más invirtió en refuerzos, llegara a estar perdiendo por tres goles frente al modesto West Bromwich, aunque los Blues terminaran rescatando el empate.

Ni mucho menos que el Wolverhampton de Raúl Jiménez, que lucha por puestos europeos, cayera por goleada ante un equipo que tiene como propósito no descender, como lo es West Ham. Tampoco que el Tottenham, de Jose Mourinho, dejara ir el triunfo en el último minuto, ante el discreto Newcastle.

Pero el resultado más impensable de todos fue la goleada que se llevó en casa el Manchester City de Pep Guardiola, 2-5 ante Leicester City. Más allá de que los Foxes recibieron tres penales en su favor, nadie supondría que el presente subcampeón del torneo británico sería humillado de semejante forma.

Bendita Liga Premier que le da vida al deporte. Benditos resultados inesperados que nos mantienen en suspenso en un sillón. Y bendita competitividad que fortalece la pasión de los aficionados por sus equipos.

Por Jorge Pinto/Azteca Deportes

VIDEOS