ARGENTINA MÉXICO 86
31 mayo, 2020
Azteca Deportes
Selecciones

34 años del Mundial México 86

Mano de Dios, gol de Negrete, título de Argentina, lo que dejó la Copa del Mundo México 86.

México. La “mano de Dios”, el “gol del siglo” de Diego Armando Maradona, la “tijera” de Manuel Negrete, la tarde de Emilio Butragueño y el gol mal anulado por el colombiano Jhon Jairo Toro, son algunos de los hechos que dejó la Copa del Mundo México 86, que cumple 34 años.

  Además pasó a la historia por ser la primera ocasión en que un país recibía por segunda vez un evento como este, el Mundial de México 86, lo cual representó la consagración del argentino Diego Armando Maradona y la despedida de grandes figuras como los brasileños Zico y Sócrates, el alemán Karl-Heinz Rummenigge y del francés Michel Platini.

Luego que la FIFA le quitó la sede a Colombia, se decidió dársela a México, que también estuvo cerca de declinarla debido a los estragos que causó el sismo de 1985, sin embargo, la infraestructura no sufrió daño alguno, por lo que se decidió mantener con su realización.

Las selecciones de Italia, campeón defensor, y Bulgaria, fueron los encargados de disputar el juego inaugural disputado el 31 de mayo en el estadio Azteca con empate a un gol.

Mientras que el futuro campeón, Argentina, se presentó con el pie derecho en el estadio Olímpico Universitario donde golearon 3-0 a Corea del Sur con un doblete de Jorge Valdano, elemento fundamental en la obtención del título, así como uno más de Oscar Ruggeri.

El cuadro mexicano dirigido por el serbio Velibor “Bora” Milutinovic debutó el 3 de junio en el “Coloso de Santa Úrsula” con una apretada victoria de 2-1 sobre Bélgica, partido en el que Fernando Quirarte hizo el primer gol y que celebró con besos al cielo dedicados a su padre fallecido en enero de ese año.

Mientras que Francia, que finalizó en el tercer sitio, tuvo un inicio tibio al vencer 1-0 a Canadá, al igual que Brasil, que continuó con su “romance” en Guadalajara donde se impuso por idéntico marcador a España, en tanto que la República Federal de Alemania apenas empató con Uruguay.

MANUEL NEGRETE

La primera fase no deparó muchas sorpresas, ya que avanzaron a los octavos de final los favoritos y los cruces determinaron duelos interesantes como el Argentina-Uruguay que ganó la “albiceleste” gracias a un gol de Pedro Pasculli.

El interés del país estaba el 15 de junio en estadio Azteca, en donde México se vio las caras con Bulgaria, juego que los locales ganaron 2-0 y será recordado por el gol de “tijera” de Manuel Negrete, elegido hace poco como el “Mejor Gol” en la historia de las Copas del Mundo.

Durante esta etapa, el “Buitre” Butragueño vivió su tarde de gloria al marcar cuatro goles en el triunfo de la “Furia Roja” sobre Dinamarca. Además que terminó el reinado de Italia al ser superado por Francia y Alemania apenas dio cuenta de Marruecos.

Los cuartos de final depararon un duelo que iba más allá de lo deportivo, ya que Argentina midió fuerzas con Inglaterra, con la Guerra de las Malvinas muy reciente y mucho resentimiento por parte de los sudamericanos que tomaron este duelo como algo más que un partido de futbol.

Maradona se convirtió en el “caudillo” de la albiceleste, al llevarla a la victoria gracias a un gol con la mano, que él mismo bautizó como la “mano de Dios”, y el otro que fue un portento al tomar el balón desde la media cancha.

Esta fase fue el tope de México al caer en penales con los germanos, duelo en el que es recordado por un gol anulado a Javier “Abuelo” Cruz por parte del silbante colombiano John Jairo Toro sin que haya existido una falta al reglamento.

Otro duelo que quedó en la memoria de los cuartos de final fue el que protagonizaron Brasil y Francia, el cual se definió en penales, tras empatar 11 en tiempo reglamentario, y en los que dos grandes fallaron desde los once pasos, el “doctor” Sócrates y Michel Platini.

MARADONA

A las semifinales llegaron dos campeones y dos novatos, y fueron los consagrados los que avanzaron, luego que Argentina derrotó a ese equipo belga del gran portero Jean-Marie Pfaff, en tanto que Alemania terminó con los sueños de Platini de levantar una Copa del Mundo.

Con una afición mexicana volcada a favor de los de la Conmebol, en busca de “venganza” por la eliminación en cuartos de final, la final se celebró el 29 de junio en el estadio Azteca, que se convirtió en el primer inmueble en recibir dos finales de Copa del Mundo, entre Argentina y Alemania que repitió, tras perderla en España 82 con Italia.

José Luis Brown y Jorge Valdano adelantaron a los argentinos, pero los teutones lograron el empate con tantos de Rummenigge y de Rudi Vöeller, con lo que parecía que se irían a tiempo extra.

Maradona, sin embargo, logró su consagración al colocar un pase filtrado para Jorge Burruchaga que ante la salida de Schumacher le tocó por abajo para marcar el tercer gol y el que le dio el título a Argentina, el segundo y último que han logrado al momento.

VIDEOS