Soraya Jimenez
02 junio, 2021
Azteca Deportes
Competencias

Soraya Jiménez: Gloria y drama de una leyenda mexicana

Soraya Jiménez puso el nombre de México en lo más alto. Sobre sus hombros cargó a todo un país para colgarse la medalla de oro en Sidney 2000

El 18 de septiembre de 2000, Soraya Jiménez se convirtió en la primera mujer mexicana en ganar una medalla de oro, fue en halterofilia en los Juegos Olímpicos de Sidney.

En aquella ocasión, Soraya, a sus 23 años, levantó un total de 222.5 kilos en levantamiento de pesas en una inolvidable cita olímpica que miles de mexicanos guardan en la memoria. Esta presea fue la primera medalla de oro obtenida por una mujer en la historia de México.

Haber hecho historia le costó caro porque en los siguientes años, paso 14 veces por el quirófano para recibir atención a su rodilla izquierda; cinco de esas cirugías fueron poco antes de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, motivo por el cual no pudo defender su medalla.

Te puede interesar: La Selección Olímpica tiene la meta clara es la medalla de Oro

El terrible futuro después de la medalla

En su última participación en una competencia de alto rendimiento, en los Juegos Panamericanos de Río 2007, enfermó de influenza tipo B, lo que ocasionó que le extirparan el pulmón derecho.

Sin duda, su camino fue difícil. Años después de esto, contrajo influenza A-H1N1, enfermedad que la tuvo en coma por 15 días. En sus propias palabras, “me ha dado influenza tres veces, la bacteria acabó con mis defensas, mi organismo ya no las produce, y una simple gripa me la deben cuidar al máximo porque se puede convertir en pulmonía y mandarme al hospital…”

Soraya Jiménez falleció mientras dormía, el 28 de marzo de 2013 a causa de un infarto al miocardio a los 35 años. En su funeral, su hermana expresó una frase que quedó grabada en la memoria de todos: “le costó caro ser leyenda”.

Te puede interesar: COI reafirma su compromiso para realizar los Juegos Olímpicos

Muchos atletas que ganan medallas olímpicas, generalmente terminan sus vidas entrenando a otros que tienen el mismo sueño de ganar una medalla; Soraya no tuvo esa oportunidad, pero sin duda dejó huella en el corazón de todos los mexicanos.

VIDEOS