Aficion Juarez.png
07 septiembre, 2020
Azteca Deportes
Liga MX

¡Cúmplanle a su afición!

En tiempos de pandemia la afición no abandona a su equipo y eso debe valorarse.

El pasado viernes tuvimos la oportunidad de transmitir el encuentro entre FC Juárez y Santos en la ciudad fronteriza. Este es un duelo de gran rivalidad; más para la gente de Juárez hacia el equipo de La Comarca, que viceversa. Ya que la afición lagunera tiene una pugna más intensa con la gente de Monterrey.

  En esta “nueva normalidad”, quienes trabajamos en algún medio de comunicación, pronto nos hemos acostumbrado a llegar a los estadios sin mayores inconvenientes viales, debido a que los encuentros son a puerta cerrada. Por eso, fue una grata sorpresa encontrarnos con más de un centenar de aficionados a las afueras del Estadio Benito Juárez. Ondeando banderas y tocando tambores, estos fieles seguidores aguardaban al paso del autobús de su equipo por la calle de ingreso al inmueble.

Además del objetivo obvio de mostrar apoyo al plantel de Juárez, la intención también era recordarles que son el equipo local y así debían comportarse en la cancha; mostrar una propuesta de juego ofensiva y la intención de sumar los tres puntos. Tras poco más de media hora de espera, por fin se aproximó el autobús de dos pisos que transporta al equipo fronterizo. Lo que era alboroto se transformó en algarabía, al son de los cánticos y porras tradicionales de esta afición.

Lo inesperado para nosotros, y también para estos aficionados, fue que detrás del vehículo de FC Juárez se aproximaban los dos autobuses de Santos. Pronto la gente reaccionó. Los cánticos se transformaron en un abucheo generalizado. El equipo verdiblanco tenía muchos meses de que no se le recordara de forma tan contundente, que se encuentra fuera de su tierra. Una vez concluido este tramo, todos los autobuses llegaron al estadio y los jugadores descendieron según el protocolo.

Para la reflexión queda: valorar a aficionados tan fieles como los vistos en Juárez. Teniendo tantas alternativas de entretenimiento, esa gente consume su tarde de viernes aguardando, para poder animar por unos segundos a su equipo. Lo menos que puede hacer el plantel de Bravos, y de cualquier otro club que reciba estas muestras, es responder en la cancha; desplegar un futbol vistoso, agradable y entretenido por el que valga la pena pasar 90 minutos frente al televisor. Y es que hoy más que nunca, este deporte requiere de sus aficionados.

Por Jorge Pinto/Azteca Deportes

VIDEOS