Cruz Azul
28 junio, 2020
Azteca Deportes
Liga MX

Para Cruz Azul, la cancha de Rosario Central pesó más que La Bombonera

Tomás Campos reveló que en la Copa Libertadores de 2001, sintió más presión en la cancha de Rosario.

Ciudad de México.- Recientemente en un análisis hecho por la revista France Football, se dio a conocer que a través de un análisis, se decretó que La Bombonera es el estadio más pasional del mundo, sin embargo, Tomás Campos, ex jugador de Cruz Azul, aseguró que otro estadio fue en el que sintió mayor presión y aliento de la afición.

  Se trata del Gigante de Arroyito, casa de Rosario Central y estadio que visitó la Máquina Celeste para las semifinales de la Copa Libertadores 2001, mismo que resultó un infierno para los jugadores azules por la presión de la afición, sin embargo, lograron empatar 3-3 y meterse a la final con marcador global favorable de 5-3.

“Entré de cambio y lo primero que piensas es que te quieren comer (los aficionados). Cuando cobrabas un tiro de esquina, sentías que la afición te quería morder la oreja y ese factor sí te puede desconcentrar”, señaló el exmediocampista de Cruz Azul para Azteca Deportes.

Posteriormente, Tomás Campos estuvo presente en La Bombonera para la gran final de la copa, sin embargo, cree que la afición no apretaba tanto ni apoyaba en cada jugada a su equipo.

“El llegar a la Bombonera te asombra por la atmósfera, pero nunca estuve en un campo tan hostil como el de Rosario. La cancha de Rosario Central fue un infierno para nosotros, un infierno total”, relató el actual entrenador de los bravos de Juárez de la tercera división.

Finalmente, aceptó que por momentos en la gran final, vieron gestos de preocupación en el equipo rival que tenía a jugadores de la talla de Juan Román Riquelme, Walter Gaitán, Marcelo Delgado, Hugo Ibarra y el ‘Chaco’ Giménez.

“Nosotros veíamos el semblante de ellos y era de preocupación. Riquelme sufría, no era el Riquelme que normalmente generaba, le hacía daño que los atacáramos, nos dimos cuenta de esa situación y no queríamos irnos a penales porque sabíamos que el árbitro pondría la tanda en donde estaba la Barra Número 12”, relató Campos, quien al final reconoció lo formidables que eran los Xeneizes.

“Los jugadores se abrazaron de la afición y tomaron mucha confianza tras el primer penal que fallamos, al final, era un equipo letal, si te equivocabas, ellos te agarraban y ya no te soltaban”, concluyó el nacido en Tuxpan, Veracruz y que fue parte del once titular de la Máquina en aquella noche del 28 de junio de 2001 que era dirigida por José Luis Trejo.

Aficionado y no aficionado de Cruz Azul revive aquí la gran final del Azul ante León donde se coronaron por última vez en la liga.

Final León vs Cruz Azul

VIDEOS