St Louis Blues v Chicago Blackhawks
Dave Sandford/NHLI via Getty Images
01 agosto, 2020
Gabriel Martínez
Otros Deportes

La pandemia persigue a la NHL

Hace 101 años ocurrió una tragedia en el hockey sobre hielo, derivada de un virus letal.

La gente volvió a las calles y a los espectáculos. Era el fin de una de las etapas más oscuras de la humanidad: la Primera Guerra Mundial y la gripe española, una pandemia letal que acabó con la vida de entre 50 y 100 millones de personas.

  Por siglos, el deporte ha sido un desahogo social y un buen pretexto para celebrar pequeñeces y grandezas, como hace exactamente 101 años.

En 1919, después del sufrimiento de la guerra y de los azotes causados por el virus, la gente salió a cobrar la algazara antes arrebatada. En cuestión de semanas, Estados Unidos aparentaba haber ganado la batalla sanitaria. En octubre del 1918 se registraron 4,597 nuevos casos, y para el mes siguiente la gripe desapareció “completamente”.

La normalidad parecía retomar su forma original, luego de que un tercio de la población mundial se hubiera contagiado. Pero la euforia por volver a la vida, relajó las medidas precautorias, lo que acabó con la vida de uno de los ídolos del hockey sobre hielo, Joe Hall, y provocó la cancelación de las finales de la Stanley Cup, después de cinco partidos jugados.

Joe Hall, exjugador de los Montreal Canadiens
Montreal Canadiens
Joe Hall, exjugador de los Montreal Canadiens

El 29 de marzo de 1919, los Montreal Canadiens se enfilaban a perder el tercer duelo de la serie por el título ante los Seattle Metropolitans, lo que hubiera significado el campeonato para los Mets, que en el tercer lapso ganaban por 3-0. Era todo o nada para los canadienses, que lograron la hazaña, remontando en tiempo extra. Pero lo hicieron sin una de sus estrellas, Hall, quien no se sentía bien y fue al banquillo, e incluso abandonó el recinto antes de que terminara el compromiso.

La afición, concentrada en el hervor de los partidos, no le dio mucha importancia a lo que ocurría con Hall, y tardó en relacionar su comportamiento con la influenza española. Después de la remontada, jugadores de ambos equipos enfermaron y por primera vez en la historia se cancelaron las finales de la Stanley Cup. Cuatro días más tarde, Joe Hall murió en un hospital de Seattle.

Una investigación de la Universidad de Toronto, estima que las muertes en el mundo pudieron haber llegado a las 100 millones, pues en aquél entonces no existían herramientas para medir con exactitud todos los decesos. Aproximadamente la mitad de ellos ocurrieron durante la segunda ola del virus.

Este sábado se reanuda la NHL con el recuerdo de lo ocurrido un siglo atrás. Aunque esta vez será sin público y sin el alivio de poder pensar que la pandemia ha terminado.

VIDEOS