JACKIE NAVA
10 mayo, 2020
Azteca Deportes
Box Azteca

¡Mamás campeonas!

El boxeo es una profesión que requiere de una entrega al 100% para conseguir el éxito, el ser madre exige una dedicación única y total.

¡Qué orgullo saber que tu mamá es una campeona! Y si el boxeo es una profesión que requiere de una entrega al 100% para conseguir el éxito, el ser madre exige una dedicación única y total.

  Entonces, ¿cómo conseguir combinar estas dos facetas de la vida de manera gloriosa? Ese es un secreto que comparten algunas mamás campeonas y estos son algunos de los casos más destacados.

Anabel “Avispa” Ortiz, es la campeona mundial en peso mínimo de la AMB. A sus 33 años de edad, ha hecho 11 defensas exitosas de su cinturón, y además, ha sacado adelante a sus dos niñas, Danae y Evelyn. La capitalina avecindada en Naucalpan, Estado de México, dio a luz a Danae cuando tenía apenas 17 años y aún era boxeadora amateur. Ganó dos veces los “Guantes de Oro” en la Arena México y se dedicó al boxeo profesional como un medio para poder mantener a su bebé. Tiempo después llegó Evelyn quien junto a su hermana, se han convertido en el motor y la motivación para que “La Avispa” consiga sus mayores logros en el deporte de los puños. Son casi 7 años los que Anabel se ha mantenido como campeona mundial, desde que fue a Japón a arrebatarle el título a la nipona Etsuko Tada en Tokio por decisión dividida.

Las emociones y el nerviosismo que las hijas de “La Avispa” Ortiz experimentan desde “ringside” mientras gritan para apoyar a su mamá, contrastan con el universo de fantasía y diversión en el que aún viven las niñas de Jackie Nava, las pequeñas Frida y Valentina. Ellas acompañan a “La Princesa Azteca” a entrenar en su gimnasio de Tijuana y mientras mamá hace “sparring” o trabaja con las manoplas, Frida y Vale corren y juegan entre los costales de golpeo, dan maromas sobre la lona del ring cuando está desocupado o se columpian entre las cuatro cuerdas.

ANABEL ORTIZ

Jackie Nava, multicampeona mundial en dos divisiones diferentes, gallo y supergallo, tiene 40 años de edad y es una de las boxeadoras más exitosas de nuestro país, de hecho, se convirtió en la primera monarca en la historia del CMB, cuando, frente a su gente de Tijuana en 2005, venció por decisión unánime a la estadounidense Leona Brown.
Además de sus logros sobre el cuadrilátero, en 2015 fue elegida como diputada en el estado de Baja California, por un periodo de 3 años.

A pesar de todo esto, en las largas concentraciones lejos de casa, Jackie Nava pasa momentos de tristeza porque extraña a sus hijas, quienes se quedan en Tijuana para asistir a la escuela. “La Princesa Azteca” ha tenido que sacrificar muchos momentos de alegría junto a sus niñas y ha dejado vacantes sus títulos en varias ocasiones por buscar ese equilibrio entre ser campeona y ser mamá.

Merece una mención especial, la lagunera Yazmín “Rusita” Rivas, quien a sus 32 años de edad acaba de dar a luz a su segundo hijo en su tierra, Gómez Palacio, Durango. “La Rusita” ha sido campeona mundial en 2 categorías distintas. Gallo y supergallo.

Y no debemos olvidar a la capitalina Mariana “Barby” Juárez, actual campeona mundial gallo del CMB, quien goza de ser madre de la pequeña Natasha. De hecho, su hija fue la razón por la cual “La Barby” regresó al boxeo tras una pausa, en la que pensó que ya no quería pelear, pero se dio cuenta de lo costoso que era mantener a su pequeña y de lo complicado que pintaba su panorama económico, por lo tanto, supo aprovechar su talento en el boxeo para sacarla adelante y darle todo lo necesario.

En Estados Unidos, hay un caso peculiar, el de la nativa de Virginia, Tori Nelson, quien en 2011ganó el título mundial medio del CMB. Tori es madre de dos hijos y trabaja como mesera en un restaurante de “hot cakes”, aunque aún se mantiene activa a los 43 años de edad. Tori Nelson se acercó a entrenar boxeo como una forma de perder peso tras sus dos embarazos para descubrir su pasión por el pugilismo. Actualmente, no solo es una orgullosa madre y peleadora, sino que también es abuela y en ocasiones le llevan a su nieta al gimnasio para motivarse al entrenar.

Todas las madres merecen nuestro más sincero cariño y respeto, así como lo merecen todas las campeonas y boxeadoras del planeta. Un gran abrazo para ellas y muchas felicidades... hoy y siempre.

Daniel Padilla Bañuelos/Azteca Deportes

¡Felíz día de las madres!

VIDEOS