La Casa del Boxeo
Jed Jacobsohn/Getty Images
14 mayo, 2020
Rubén Duarte
Box Azteca

Grandes rivalidades en el boxeo, podrían regalarnos un episodio más

Boxeadores icónicos han mostrado su interés por volver a los encordados, para choques de exhibición.

Una vez retirado de los cuadriláteros, se dice que surge en el boxeador un sentimiento de volver a lo que tanto amó, pese al castigo recibido por tantos años. Son incontables los casos de pugilistas que deciden dejar el boxeo y luego se retractan tiempo después tras saborear de nueva cuenta ese sentimiento de adrenalina, en el que se entregaba cuerpo y alma, round por round, en busca de la victoria.

  Pero es de sabios reconocer que el tiempo es el principal enemigo del peleador, por lo que llega el momento en el que un regreso a la actividad de los 12 episodios (o 15 en el pasado) resulta imposible. Sin embargo, siempre hay opciones y las llamadas exhibiciones pueden ser una de ellas.

Hay ejemplos como el de Julio César Chávez, quién mantiene una condición física envidiable (incluso muchos piensan que mejor que en sus tiempos como leyenda) a sus 57 años, que lo ha llevado a enfrentarse en los últimos meses al “Travieso” Arce en dos peleas con fines caritativos. Dentro de esa baraja de grandes en el retiro, están los también mexicanos Marco Barrera y Erick Morales, con menos tiempo alejados de inactividad.

Recordemos que ambos encarnizaron una de las trilogías más sangrientas en la historia del deporte, misma que dejó gratos recuerdos en la memoria del aficionado mexicano y del boxeo mundial. Fue bajo ese tenor en el que ambos históricos anunciaron de forma virtual el pasado mes de abril, la esperada cuarta pelea sin fines de lucro. “El Terrible” espera vengar haber perdido dos de tres guerras ante el apodado “Baby-Faced Assassin” (Asesino con Cara de Niño). La fecha y sede aún se desconoce esperando que pase el delicado tema de salud actual.

Otros que podrían verse las caras nuevamente en el futuro no tan lejano son los ex monarcas de peso completo Evander Holyfield y Mike Tyson. Hace unos días se les vio entrenando a ambos por separado a un nivel envidiable y se ha abierto la especulación de una posible revancha de aquellas noches memorables a finales de los 90s.

Mike Tyson protagonizó una de las escenas más emblemáticas del boxeo, le arrancó un pedazo de oreja a Evander Holyfield.
Mike Tyson protagonizó una de las escenas más emblemáticas del boxeo, le arrancó un pedazo de oreja a Evander Holyfield.

Primero fue la de noviembre de 1996 cuando “The Real Deal” sorprendió a “Iron Mike” y 6 meses después en 1997, protagonizando la polémica “The Sound and the Fury” (El Sonido y la Furia), la cual sería rebautizada como “The Bite of ’97" (La Mordida del 97) tras la infame mordida de Tyson a la oreja de Holyfield. Se dicen muchas cosas sobre “Chico Malo del Boxeo” y el morbo de haber estado bajo el efecto de las drogas en aquel momento, así que una tercera pelea con ambos carniceros del ring sería la dosis de nostalgia, cómo sí de una banda legendaria de rock se tratara en su gira de reencuentro o despedida.

VIDEOS