Zlatan
29 marzo, 2021
Carlos Salgado
Internacional

El renacer de Zlatan Ibrahimovic con la Selección de Suecia

El regreso de Zlatan Ibrahimovic ha sido para bien. El sueco está imparable a pesar de su nuevo rol dentro del equipo que dirige Janne Anderson

Con 39 años cumplidos, Zlatan Ibrahimovic decidió volver a defender la camiseta de la selección sueca, luego de su retiro internacional a mediados de 2016. A su edad, la mayoría fungiría como un apoyo anímico, pero él ha retomado un rol protagónico dentro de la cancha.

Esta vez, sin embargo, la función que le ha sido encomendada está lejos de marcar goles –su principal característica en 22 años de carrera-. Desde su regreso al combinado amarillo y azul, el histórico atacante se ha enfocado en generar oportunidades para que otros jugadores firmen las anotaciones.

Lo anterior quedó demostrado en los dos duelos eliminatorios que Suecia disputó la semana pasada, con miras a la Copa del Mundo de Qatar 2022. Ambos terminaron en triunfo para los escandinavos y Zlatan aportó tres asistencias que se tornaron vitales para salir de la Fecha FIFA con seis puntos.

“Lo que les he dicho es: ‘No tengo que hacer los goles, yo voy a ayudarles a hacerlos’, seré quien meta presión a los demás, para que rindan más que yo”, reveló ‘Ibra’, tras conocer la lista de convocados publicada por el entrenador Janne Andersson.

Y cumplió. En el partido del martes, ante Georgia, el delantero del AC Milan asistió, de manera exquisita (bajando el balón con el pecho y con un toque sutil a la zona del manchón de penalti), a su compañero Viktor Claessen. A la postre, el aspecto estético se volvió secundario y tomó valor en los números, porque fue el único tanto del juego.

Frente a Kosovo, la victoria fue más holgada (3-0), pero la injerencia de Zlatan, igual de determinante. Con el marcador 0-0 y el rival dominando, dio dos pases de gol que sirvieron para abrir el marcador y extender la diferencia.

Después de los dos partidos, Andersson declaró: “No quiere que hablemos de su edad, pero diré que su profesionalismo es uno de los motivos por los que aún está a este nivel. Ni a él ni a mí nos importa si anota o no, es fenomenal poder tenerle arriba”.

Para los suecos, el nivel de dificultad de la eliminatoria mundialista incrementará pronto. Se medirán a España en septiembre, pero lo harán con un genio de su lado.

Te Recomendamos
VIDEOS