Cóndor Rojas
01 septiembre, 2020
Azteca Deportes
Selecciones

El caso del “Cóndor” Rojas y el mayor engaño del futbol

De esta manera la selección chilena intentó conseguir un lugar a la Copa del Mundo Italia 90.

El 3 de septiembre de 1989, Chile buscaba el pase al Mundial de Italia 90 y el partido decisivo fue en el Estadio Maracaná, donde los andinos no solo se quedaron lejos sino que terminaron con uno de los escándalos más grandes del futbol a nivel internacional.

 

Era el último duelo de la eliminatoria de Conmebol y Chile estaba urgido del triunfo. Cuando el marcador iba 1-0 a favor de Brasil, el portero Roberto Rojas fingió ser cortado en la ceja por una bengala para ganar los puntos en la mesa, sin embargo, todo salió peor.

Corría el minuto 67 cuando efectivamente una bengala cayó al campo. Detrás del humo apareció tirado Rojas y con una herida en la ceja. El hecho llenó de enojo a los jugadores de La Roja, que abandonaron la cancha por falta de garantías. Este hecho le pudo dar el triunfo en la mesa a los chilenos y así su pase al Mundial, aunque después, a Rojas le descubrieron la mentira.

Aquel suceso convulsionó Chile. Se recuerda como el ‘Bengalazo’. También en el país andino, “hacer un condorazo” es cometer un error grave.

Como daño colateral, el fútbol chileno estuvo impedido de disputar en cancha su participación al Mundial de Estados Unidos y, además, fue castigado a nivel de divisiones juveniles. No fue hasta 1998 que la Roja pudo volver a una Copa del Mundo.

En el año 2000, la FIFA le levantó el castigo a Rojas, que tenía ya 43 años, y que hace unos años declaró que fue la propia Federación Chilena la que exigió a la FIFA que el castigo fuera a perpetuidad.

Por Alejandro Puello

VIDEOS