Antonio Brown
Getty Images
13 diciembre, 2019
Pablo de Rubens
Ritual NFL

La novela de Antonio Brown

El receptor protagonizó uno de los grandes escándalos en este 2019.

En el 2019 han ocurrido muchas cosas en lo que a NFL se refiere, sin embargo ningún tema que haya llamado más la atención que los desplantes del receptor abierto Antonio Brown.

Tras su polémica salida de Pittsburgh, quien fuera uno de los mejores receptores de la NFL, encontró cobijo en la franquicia de Oakland Raiders, lugar en donde también comenzaron los desplantes.

Antonio Brown

Primero fue el tema de las quemaduras en los pies debido a un tratamiento con nitrógeno, asunto que lo dejó varias semanas sin poder entrenar. Posteriormente el tema del casco. La NFL le prohibió utilizar el casco con el que había jugado toda su carrera, esto debido a que ya no contaba con los lineamientos de seguridad mínimos que pide año con año la NFL, el mismo Brown amenazó con no volver a jugar, sin embargo terminó por ceder y cambiar su casco previo al arranque de la temporada.

Antonio Brown
Getty Images
Antonio Brown

Paralelo a ese asunto, Brown decidió no presentarse a entrenar en varias ocasiones,
argumentando problemas personales y desacuerdos con la liga, motivo por el cual el gerente general de Oakland Mike Mayock tomó cartas en el asunto, mandándole una carta notificándole sobre una multa económica. Suceso que desequilibró completamente al receptor abierto.


La reacción inmediata se vio reflejada en sus redes sociales en donde publicó la carta confidencial que se le había enviado, con la leyenda “Cuando tu propio equipo te odia, ahora todos tendrán que pagar”. Evidentemente la franquicia reaccionó a lo cual, Brown volvió a arremeter, pidiendo al equipo que lo cortaran porque no quería estar más en los Raiders. No pasaron ni 5 horas y le cumplieron su deseo, Antonio no jugó ni un solo minuto oficial con su nuevo equipo y ya era agente libre.

Antonio Brown
Getty Images
Antonio Brown

Aún así, algunos mal pensados especulan que todo ya estaba previamente arreglado, porque ese mismo día en la tarde, se anunciaría que New England Patriots se hacían de los servicios del polémico jugador para ser la dupla perfecta de Tom Brady.
La novela no terminó ahí, ya que un par de días después, salieron la luz supuestas demandas de abuso sexual en contra de una ex entrenadora personal del receptor, argumentando que la acosó en 2 ocasiones y la violó en una tercera. Evidentemente la NFL tendría una reacción inmediata, en lo que determinaban como manejar la situación, Brown tuvo oportunidad de debutar bajo el mando de Bill Belichick y anotar un Touchdown en contra de Miami, enfrentamiento que marcaría el último partido de NFL hasta el momento para el polémico Antonio Brown. Solo 11 días después de firmarlo, los Patriotas lo cortaron.

Hasta la fecha la investigación continúa, pero evidentemente ningún equipo, ni la misma NFL quieren tener algo que ver con un jugador que lo único que ha hecho es ver por sus intereses personales y acabar con todo resquicio de cordialidad y trabajo en equipo dentro del deporte, dejando sus años de gloria muy atrás, por ello es que desde mi punto de vista, no veremos mucho de Antonio Brown en un muy buen tiempo.

VIDEOS