katyfreeman.jpg
17 septiembre, 2020
Andrea Sola
Otros Deportes

A 20 años de Sydney 2000

Unos juegos que marcaron un antes y un después, no solamente por todos los récords que se rompieron, como es costumbre cada edición, sino también porque se hizo historia al agrandar las posibilidades de la mujer

Han pasado 20 años de los juegos que le dieron inicio al milenio: Sidney 2000.

  Fueron 199 países y 4 atletas individuales los que formaron parte de la justa de verano que se llevó a cabo del 5 de septiembre al uno de octubre del año 2000.

Un emblema que incorporaba la casa de Opera de Sydney, así como el color amarillo por el sol; el rojo, por la tierra y el azul por el cielo y el mar que rodeaba a la ciudad.

Unos juegos que marcaron un antes y un después, no solamente por todos los récords que se rompieron, como es costumbre cada edición, sino también porque se hizo historia al agrandar las posibilidades de la mujer para participar, creciendo los números en puestos y agregando dos deportes: el Taekwondo y el Triatlón para ambos sexos.

La inclusión continuó siendo una característica de Sidney: en la apertura de los juegos, cuando Cathy Freeman atleta de los 400 metros planos encendió la antorcha olímpica, se convirtió en la primera mujer aborigen y la segunda mujer en encender la antorcha (después de nuestra Enriqueta Basilio, también atleta de velocidad, en México 68).

La mujer se hacía cada vez más presente, lo que sin duda para la humanidad era una buena lección de vida y una puerta más que se abría a nuestro favor.

Para la delegación mexicana Sidney significó 6 medallas olímpicas, dos de cuales, para mi gusto, hasta la fecha no podemos olvidar: el oro de Soraya Jiménez, en halterofilia (la primer mujer mexicana en lograrlo) y la plata de Fernando Platas en clavados de 3 metros.

Se cumplen 20 años de Sidney, lo que indica que por las fechas en las que se celebran esta clase de eventos, deberíamos estar celebrando las medallas obtenidas por los atletas de todó el mundo en Tokio 2020.

Este 2020 ha sido un año atípico. Deportivamente hablando rompió los sueños de muchos, de cientos de atletas que se quedaron con la ilusión de ver brillar la antorcha olímpica de Tokio 2020.

Pero esta historia apenas comienza. Los tiempos son perfectos y llegaremos mas que listos a la justa del verano 2021, donde Tokio nos volverá a llenar de miles y grandes momentos.

Por Andrea Sola.

Foto cortesía AP.

Te Puede Interesar
VIDEOS