NFL
Maddie Meyer/Getty Images
07 enero, 2020
Pablo De Rubens Pérez
Ritual NFL

¿El fin de una dinastía?

New England llegó a ostentar un récord de 8 ganados y cero perdidos y logró 12 victorias en la temporada.

Este fin de semana vimos lo que muchos detractores de los Patriots anhelaban con tanto énfasis, ver la caída del odiado rival. Bill Belichick y Tom Brady, llevan dominando la liga con grandes resultados, desde hace ya 19 años. Pero hoy por hoy, el equipo se ve más desgastado que nunca.

  La relación entre Robert Kraft, Tom Brady y Bill Belichick cada día se ve más afectada por la presión mediática y el desgaste laboral de tantos años compitiendo juntos, y a pesar de que al inicio de la campaña, New England llegó a ostentar un récord de 8 ganados y cero perdidos y logró 12 victorias en la temporada, el cuerpo de receptores y el desgaste físico de la defensiva, terminaron por darle la victoria a Tennessee en la ronda de comodines de la conferencia americana.

La salida de Rob Gronkowski, las lesiones y la constante rotación que se tuvo a la ofensiva este año, no fue sostenible para el todavía campeón de la NFL, asunto que le provocó caer 20-13 ante Titans, por ello es que las especulaciones en torno a su futuro se han hecho más y más intensas.

El contrato de Tom Brady termina en Marzo y hasta el momento no ha habido indicios de que vaya a existir una renovación, dados los 42 años del quarterback y las ganas que tiene de demostrar que puede ser campeón sin la necesidad de tener a Bill Belichick en el banquillo. Hoy por hoy, Brady tiene 3 opciones, buscar acomodo en otro equipo que tenga argumentos para pelear Super Bowl y tratar de conseguirlo antes de retirarse, renoval con los Patriotas, el único equipo que lo ha visto formarse, crecer y convertirse en una leyenda, ó colgar el casco y decidir retirarse del profesionalismo para siempre. Por ello es tan importante lo que decida el 6 veces campeón de la liga a partir de este momento.

Evidentemente el dueño del equipo, Robert Kraft, se encuentra rezando para que su gran estrella regrese un par de años más y se retire en lo más alto con el equipo de sus amores.
Solo el tiempo dirá que le depara a una de las mejores dinastías de todos los tiempos, lo que si es un hecho es que todo por servir se acaba y probablemente hayamos disfrutado de la última jugada de Tom Brady con New England, la que lamentablemente terminó en intercepción.

Por Pablo De Rubens Pérez @DeRubensP

TE PUEDE INTERESAR

Te Puede Interesar
VIDEOS