Hard Rock Stadium
Mike Ehrmann/Getty Images
24 agosto, 2020
JESUS EDUARDO RUIZ REBOLLEDO
Ritual NFL

Que siempre sí...

La polémica se desata ante los equipos de la NFL que admitirán público en sus estadios.

Hace unos meses se habían dado a conocer las modificaciones, no estructurales, sino funcionales, para que los aficionados de los Delfines de Miami pudieran asistir al estadio desde un autocinema, para que disfrutaran de los partidos históricos de la organización, y para incentivar y poder recuperar un poco del dinero, en esta época tan incierta.

  El día de hoy sorprenden al mundo al dar a conocer que los aficionados podrán asistir al estadio. Así como lo escuchan, los seguidores podrán estar en el primer partido de la temporada y esta es la antítesis de la postura de muchas organizaciones que han dado a conocer que, al menos hasta finales de septiembre, no tendrán gente en su inmueble; claro, no todos, pero casi el 50 por ciento de las franquicias.

Miami Dolphins

El Hard Rock Stadium, casa de los Delfines, tiene un aforo para 65,326 aficionados y con las nuevas medidas, que a más de uno han hecho saltar por considerarlo un error, los aficionados estarán con un distanciamiento de 6 pies.

El partido inaugural será contra los Bills de Buffalo y el head coach, Sean McDermott, ya manifestó su descontento con esta medida.

“Honestamente creo que es ridículo que haya un campo de juego así, inconsistente en toda la liga, en comparación con el resto de los estadios visitantes”, señaló.

Independientemente de que el sur de Florida sea uno de los focos rojos por el Covid-19, se ha dado a conocer que habrá, el próximo 20 de septiembre, público en las gradas.

VIDEOS