Alexander Marpet
Getty
02 febrero, 2021
Eduardo Ruiz
Ritual NFL

Una familia única que disfrutará el Super Bowl LV en Tampa Bay: la historia de Alexander Marpet

Alexander Marpet, conocido en el entorno de los Bucaneros de Tampa Bay como “Ali” tiene una historia que podría salir de un guión cinematográfico y que tendrá un capítulo inolvidable el domingo del Super Bowl.

Recordando que a todos nos gusta leer y conocer historias acerca de deportistas que han sorteado barreras, que han puesto el ejemplo, la historia de este jugador parecía salida de un guión de una película, pero el próximo domingo 7 de febrero podría conseguir ser aún más increíble. Es el camino dentro de la NFL de Alexander Marpet, el hombre que cuidará de Tom Brady y quien jugará su primer Super Bowl.

Ali está en su tercer año de cinco, de un contrato por 54 millones de dólares y la nada despreciable cifra garantizada de 27 millones de dólares pero su andar ha sido cuesta arriba. En su etapa en la preparatoria pasó totalmente desapercibido, lo veían jugar y ningún reclutador veía nada sobresaliente pero una pequeña universidad (Hobart), sería su primer gran escalón en esta historia.

Se convertiría en el jugador electo en el draft en la ronda más alta para esa universidad y para cualquier otra que estuviera en la división III.

La familia de Marpet, talentosa en todos los ámbitos

Su familia está llena de talento, aunque fuera de cualquier ámbito deportivo. Ali es hijo de Bill Marpet, un productor ganador del Premio Emmy, además de ser cinematógrafo de la industria de la moda de Nueva York, filmando a las ‘top models’ del momento en las pasarelas de la semana de la moda, y su madre Joy Rose tenía una banda de rock que inclusive estuvo un rato al aire dentro de una cadena estadounidense de música. (La banda de su madre se llamaba “Housewifes on Prozac” o en español “esposas en Prozac”).

En 849 snaps, en 849 jugadas, ha defendido a su quarterback, a Tom Brady sin permitir una sola captura. Esa estadística es una locura parecida al lugar de donde viene. Jugará su primer Super Bowl y sin duda partido a partido demuestra que todo, absolutamente todo, es posible.

VIDEOS