KAL|0_wavvdgof
Robert Hradil/Getty Images
22 mayo, 2018
Azteca Deportes

Egipto, del sarcófago a Rusia 2018

La selección africana estará de vuelta en una Copa del Mundo después de 28 años

Ciudad de México. El 21 de junio de 1990 fue el día en el que la Selección de Egipto disputó su último partido en una Copa del Mundo. En aquel juego perdieron 1-0 ante Inglaterra y terminaron en último lugar del grupo F.

Desde ese entonces, Egipto se perdió los Mundiales de 1994, 1998, 2002, 2006, 2010 y 2014, pero esta historia ha llegado a su fin, pues ‘los Faraones’ volverán a una justa mundialista.

La clasificación egipcia estuvo llena de dramatismo. Después de nueve jornadas de eliminatoria, se jugó el pase en la última jornada ante la República del Congo. El 1-1 permanecía hasta los últimos minutos del partido, pero el silbante marcó un penal en el último minuto a favor de Egipto y las emociones explotaron.

Mohamed Salah fue el elegido para ejecutar el tiro desde los 11 pasos, ante un estadio repleto de aficionados, quienes parecía que se habían subido a los hombros de Salah por la presión que había. ‘Mo’ se encaminó al balón, disparó y lo mandó al fondo, para desatar la euforia de todo un país que sabía que volvería a vivir la emoción de una Copa del Mundo.

Precisamente, Salah será el referente del equipo. El futbolista sensación de Europa es admirado, alabado y venerado en su país; en él está la mayor esperanza del pueblo egipcio y el propio entrenador de la Selección Nacional, Héctor Cúper, se ha encargado de reafirmarlo: “Es nuestro Lionel Messi o Cristiano Ronaldo, el equipo tiene que jugar en torno a él”.

El equipo egipcio tiene un equipo muy equilibrado, si bien no cuenta con grandes figuras, sí tiene futbolistas que son parte de equipos en Inglaterra, como el defensor, Ahmed Hegazy, del West Bromwich; el volante del Arsenal, Mohamed Elneny, y el delantero del stoke City, RadamenSobhi, lo que le permite tener un nivel competitivo y experimentado.

En Rusia 2018, gran parte de lo que haga o deje de hacer Egipto tendrá injerencia directa con Mo Salah, y el campeón mundial de artes marciales mixtas, Khabib Nurmagomedov, de nacionalidad rusa, tiene la clave para detenerlo, por lo menos cuando enfrente a su equipo: “Sé cómo nuestra selección va a parar a Salah: negándole el visado”.

VIDEOS