Barcelona Femenino | Champions League
FCB
16 mayo, 2021
Azteca Deportes
Champions League

El Barcelona femenil alza su primera Champions League

Concluyó un ciclo que empezó en 2015 con la profesionalización de un Barcelona femenil que le pasó por encima al Chelsea en la final continental.

El Barcelona alcanzó la excelencia en Gotemburgo, Suecia, donde logró su primera Champions League femenina de la historia al pasarle por encima al Chelsea por 0-4, con una actuación prácticamente perfecta.

La generación de Alexia Putellas, Aitana Bonmatí, Caroline Graham Hansen, Sandra Paños, Jennifer Hermoso, Lieke Martens y compañía, completó un partido que se recordará durante décadas, especialmente una primera parte en la que en el minuto 36 el braça ya ganaba por 0-4 con goles de Putellas, Bonmatí, Graham Hansen y Melanie Leupolz en propia puerta.

El conjunto de Lluís Cortés empezó revolucionado y en el segundo 37 ya estaba al frente en el marcador gracias a una acción afortunada en la que Francisca Kirby intentó despejar el balón del área del Chelsea y este impactó en el cuerpo de su compañera Leupolz, creando una parábola hacia su portería ante la que nada pudo hacer Ann-Katrin Berger.

Te puede interesar: ¿Cómo voy a decir a mis jugadores que me voy ahora?: Zidane

La réplica de las campeonas de la Premier llegó en la siguiente acción con un remate de Pernille Harder en el interior del área que salió apenas desviado por encima de la portería de Sandra Paños. Poco después Harder, que le costó 300.000 euros al Chelsea el pasado verano, tuvo otra vez el gol en sus botines, pero la arquera titular de la Selección Española mandó el balón al tiro de esquina.

Estos dos errores le costaron muy caros al Chelsea porque en el minuto 14 la capitana Alexia Putellas, que jugó la final con molestias en su pierna izquierda, convirtió en gol un penalti cometido por la desdichada Leupolz, sustituida en el descanso, sobre Jennifer Hermoso.

Y seis minutos más tarde el Barcelona regaló a los aficionados una jugada memorable. Martens desbordó por la banda izquierda, centró para Jennifer Hermoso, que la cedió atrás para Putellas y esta al primer toque la puso en el interior del área para Aitana Bonmatí, quien con temple, con la mente fresca, batió por abajo a Berger.

El Barcelona había revertido el inicio de la final del 2019 en Budapest. En el minuto 19 de esa final perdía por 3-0 ante el Olympique de Lyon.

Te puede interesar: Barcelona se queda sin opciones en LaLiga

Pero las magistrales intervenciones de Martens por la banda aún no habían terminado. La jugada en el minuto 36 aún fue más autoritaria, plantándose hasta el borde del área pequeña, donde cedió el balón a Caroline Graham Hansen para que tan solo tuviese que empujar el esférico a la gloria por cuarta vez.

El Chelsea mostró orgullo en el periodo complementario

Las ‘blues’ salieron en la segunda parte con la intención de, por lo menos, plantar cara y evitar una goleada de escándalo y eso se pudo ver en la práctica con diferentes llegadas al área de Paños, aunque ninguna de ellas pudo superar a la defensa azulgrana, que contó con la novedad de Patri Guijarro en el lugar de la sancionada Andrea Pereira. Keira Hamraoui ocupó el puesto que dejó libre en el pivote defensivo la de Palma de Mallorca.

El orgullo del Chelsea no se transformó en goles y eso dejó al Barcelona un camino vacío de obstáculos hasta el minuto 90.

Así, el Barcelona culminó un ascenso hasta la cima del fútbol europeo que empezó en 2015 con la profesionalización del equipo femenino. Si el conjunto azulgrana también gana la Copa de la Reina esta temporada logrará el triplete de Champions, Liga y Copa de la Reina por primera vez en su historia.

Te Recomendamos
VIDEOS