Jesús Corona no fue convocado para jugar con el Cruz Azul
15 mayo, 2021
GABRIEL MARTÍNEZ RUBIO
Liga MX

A 10 años del cabezazo que marcó la carrera de Jesús Corona

Cruz Azul ha sido uno de los mayores protagonistas de las anécdotas de liguilla más recordadas de la Liga MX, como la que ocurrió hace una década.

Cruz Azul está de nuevo en la liguilla. Tendrá que remar contracorriente para avanzar a las semifinales del torneo, pues al momento va abajo en el marcador por 2-1 ante un Toluca que se ha posicionado como el gran verdugo celeste en la Fiesta Grande.

Mientras los fantasmas se asoman en la institución cementera, es inevitable recordar varios de los episodios en donde el club se ha posicionado como uno de los favoritos al título, pero diversas situaciones anecdóticas e inverosímiles han opacado el protagonismo azul y han representado una nueva decepción para su afición.

La gresca del Morelia vs Cruz Azul en 2011

Una de las más recordadas ocurrió hace exactamente una década, el 15 de mayo de 2011. Cruz Azul llegaba al partido de vuelta de las semifinales del torneo con un marcador a su favor de 2-0, con la mesa servida para eliminar al Morelia.

Te puede interesar: Pensé que había muerto: Daniela Basso, pareja de Raúl Jiménez

Sin embargo, dos goles tempraneros del conjunto purépecha revivieron la maldición de La Máquina, vigente hasta el día de hoy, cuando está en curso el año 24 sin título de liga.

Los tantos de Rafael Márquez Lugo a los minuto 8’ y 11’ auguraban un final desastroso para el cuadro entonces dirigido por Enrique ‘Ojitos’ Meza. Pero el experimentado entrenador pudo reanimar a su equipo para que se lanzara al frente en la búsqueda del gol que volviera a darles tranquilidad y el boleto al duelo por el título.

Cabezazo Jesús Corona

Cruz Azul lo intentó una y otra vez. Presionó y acosó por un lapso importante de tiempo a los locales, sin éxito en las redes. Y fue al minuto 87’ cuando Jaime Lozano acabó con toda esperanza del Cruz Azul anotando el tercer gol que ponía punto final a la serie. Fue ahí cuando se desató el escándalo.

Un aficionado cementero saltó a la cancha para burlarse de los jugadores, lo que causó el enojo de muchos, entre ellos Christian Giménez, quien golpeó al espontáneo. Jesús Corona y otros jugadores intentaron sacarlo del terreno de juego, pero otros aprovecharon para acrecentar la bronca, entre ellos Sergio Martín, preparador físico del Morelia, quien incluso golpeó al defensor Waldo Ponce.

Una de las tomas televisivas de repente mostró a Martín con problemas para ponerse en pie, y notablemente adolorido del rostro. Segundo después las cámaras evidenciaron un brutal golpe de cabezazo de Corona directo a la nariz del miembro del cuerpo técnico. Esto le costó al guardameta su lugar en la Copa Oro de ese año y seis partidos de suspensión.

Te puede interesar: Las contadas remontadas que tiene Cruz Azul en Liguilla

“Cometí un grave error y entiendo que merezco un castigo; soy una persona de carácter y al ver que a un compañero lo habían agredido, instintivamente reaccioné, sin razonar”, dijo en su momento el aún portero de Cruz Azul.

Este sábado, Corona vuelve a resguardar los tres palos del club, buscando marcar la historia pero con un nuevo acceso a las semifinales de la Liga MX para mantener vivo el sueño de la novena estrella.