Gran Premio Mónaco Fórmula 1
08 mayo, 2021
RUBÉN RAMOS
Otros Deportes

La importancia del GP de Mónaco como sede histórica del automovilismo

El GP de Mónaco representa el “glamour” que se esconden en sus lujosas y exclusivas calles mientras los autos más veloces del mundo invaden sus calles cada año.

Hablar del automovilismo es considerar al Principado de Mónaco como una de las carreras eje dentro del deporte motor. Es uno de los grandes premios más antiguos y prestigiosos de la Fórmula Uno. Guarda un sentimiento especial para cada piloto que corre en ella.

Tan simple es que dentro de la existe la llamada ‘Triple Corona del Automovilismo’ que es ganar las tres competencias más exigentes del calendario de carreras. Estas son las 24 Horas de Le Mans (Francia) , las 500 millas de Indianápolis (Estados Unidos) y la otra es el GP de Mónaco (Mónaco), he ahí su importancia en los anales de la historia.

Te puede interesar: Checo Pérez con una difícil clasificación en GP de España

Dentro de ese rubro, solo el británico Graham Hill ha sido capaz de lograr dicha hazaña (5 veces en Mónaco, un en Le Mans y otra más en Indianápolis).

Mónaco: cuna del deporte motor y del glamour

Esta prueba fue parte del primer Campeonato Mundial de F1 desde el 21 de mayo de 1950, cuando el argentino Juan Manuel Fangio dominó la competencia en su Alfa Romeo.

Dentro del circuito, destacan elementos como la curva Loews, que se encuentran enfrente del lujoso Hotel Fairmont y que desembocan en el famoso túnel que pasa por la parte inferior del hotel que le da el nombre a la curvatura.

Otro aspecto importante de esta competencia es el llamado “glamour” y “socialité" que envuelve este fin de semana de ensueño para los autos. Al evento acuden figuras de la realeza, del mundo de la política, de la música y del cine.

Te puede interesar: Fernanda Lira conquistó el Mountain Ranch Championship

Montecarlo, el hogar de grandes celebridades

Montecarlo es el hogar de muchas celebridades y deportistas, dentro de los que se incluyen los del “gran circo”. Ex pilotos como Jenson Button, Nico Rosberg, actual monarca Lewis Hamilton y el tenista Novak Djokovic viven ahí gracias a la tranquilidad (además del paraíso fiscal) que priva en el reinado durante la temporada baja.

Durante el mes de mayo, la ciudad se paraliza en torno a los autos. Las calles y el circuito se vuelven uno mismo. Aproximadamente 200 mil fanáticos son los que aprecian de este espectáculo de la velocidad en las gradas, balcones y los lujosos yates que se estacionan en el puerto durante ese fin de semana.

El otro dato que hace especial al GP de Mónaco son sus prácticas libres los días jueves y no los viernes como habitualmente se hace en el resto del calendario. Esto se debe a que antes la fecha de la carrera coincidía con la festividad religiosa de La Ascensión, una procesión que se hacía el sexto día de la semana (viernes). La clasificación se lleva con normalidad los sábados. Esta es la mística que envuelve a la llamada prueba por excelencia de la Formula Uno.