Shaq y jordan
12 mayo, 2020
Azteca Deportes
Otros Deportes

Shaq tuvo el privilegio de eliminar a Jordan de playoffs

Después de su primer retiro de la NBA, Michael Jordan fue eliminado por Horace Grant y Shaq en los playoffs de 1995.

Ciudad de México.- Cuando Michael Jordan regresó a la NBA después de su primer retiro, no solo tuvo que adaptar su cuerpo al basquetbol, también a nuevos rivales.

  Uno de ellos, su viejo compañero de grandes batallas, Horace Grant, con quien ganó sus primeros 3 campeonatos; el otro, una emergente figura llamada Shaquille O’Neal, quien años más tarde se convirtió en uno de los postes más dominantes de todos los tiempos.

Éste quizás es uno de los episodios que más motivó a Michael Jordan para regresar a la cima de la NBA. También propició que los Chicago Bulls formaran el que para muchos es la mejor quinteta de todos los tiempos. Lo único que necesitaba Jordan era una chispa que encendiera ese enorme espíritu competitivo que lo distinguió durante toda su carrera como basquetbolista.

Se jugaban los Playoffs de la temporada de 1995, “MJ” había cambiado de número. No existía más el 23 y ahora portaba el 45. Probablemente un número antinatural, con poca estética, era Jordan sin serlo por completo. El jugador de los Bulls se encontraba en una transición física tras haber pasado los últimos meses de su vida preparándose para jugar otro deporte, el beisbol. Sin embargo, el amor por la NBA lo hizo volver para emprender una última marcha hacia la historia.

El escenario era otro completamente distinto al que dejó cuando decidió retirarse por la trágica muerte de su padre James Jordan. El trono de la NBA le pertenecía a los Houston Rockets y en la Conferencia del Este había nuevos desafíos, uno de ellos el Magic de Orlando, cuyo roster estaba cargado de figuras, no sólo se trataba de Horace Grant, también estaba Anfernee Hardaway, Nick Anderson y Shaquille O’Neal.

Ese año,1995, fue la última vez que Michael Jordan salió derrotado de una duela. Eran las semifinales de Conferencia y los Bulls enfrentaron un desafío distinto. Restaban 13 segundos del Juego 1, Chicago estaba arriba 91-90, Jordan tenía el balón y pasó algo inexplicable. Nick Anderson le robó la pelota y encabezó una contra que terminó con una clavada de Horace Grant. Orlando ganó el partido. “No es el 23, es el 45", estas palabras del Nick Anderson fueron clave para el regreso de Jordan.

El siguiente partido Jordan volvió a utilizar el número 23, encestó 38 puntos y emparejó la serie. Sin embargo, “MJ” estaba lento, fuera de ritmo y errático. Horance Grant y el Magic impusieron condiciones durante el resto de la serie y terminaron por eliminar 4-2 a los Bulls en el United Center. Por si fuera poco, Grant, festejó airadamente mientras la gente lo abucheaba.

¿Qué más motivación necesitaba Jordan? Ese verano lo dedicó a recuperar su mejor versión como basquetbolista. Además los Bulls contrataron a Dennis Rodman. El resultado fue abrumador. El equipo terminó con un registro histórico de 72-10. Chicago volvió a enfrentar al Magic un año después, pero esta ocasión el resultado fue totalmente distinto. Jordan consiguió su venganza sobre Horace Grant al terminar la serie con una barrida de 4-0.

Nunca molestar a Michael Jordan, es la moraleja que relata el propio Horace Grant durante su aparición en The Last Dance. Ese año los Bulls ganaron el campeonato, el cuarto para MJ, tras imponerse en 6 juegos a los Supersonics de Seattle.

VIDEOS