Greg Maddux
23 enero, 2020
Rubén Duarte
Otros Deportes

Los grandes de la loma en las Grandes Ligas

A continuación les doy mi lista personal con los 5 mejores lanzadores en la historia de Grandes Ligas

Las Ligas Mayores cuentan con 117 años de historia desde que se realizó la primera Serie Mundial en 1903. Desde entonces, han circulado gran cantidad de lanzadores abridores sean zurdos, derechos, con diferentes atributos, de distintas nacionalidades, color de piel, personalidad, talento y por supuesto estrategia al enfrentar a los bateadores.

  Si bien, resulta complicado el mezclar épocas y comparar pitchers por sus logros, para escoger mi top 5 de lanzadores, tomaré en cuenta los siguientes parámetros: Ganados, perdidos, efectividad, ponches, durabilidad (innings lanzados), récords y agregaría triunfos en partidos clave (Serie Mundial y playoffs) así como la habilidad de dominar en periodos cortos de tiempo en su carrera.

Siguiendo esa lógica, a continuación les doy lo que yo considero la lista de los 5 lanzadores más grandes en la historia del beisbol:

5. Greg Maddux

Personalmente, considero al apodado “profesor” como el lanzador más inteligente que he visto en mis 30 años de vida. Maddux dominó en la llamada era de los esteroides a diestra y siniestra, basado en la colocación meticulosa de sus lanzamientos. Ganó la Serie Mundial con los Bravos de Atlanta en 1995, encabezando una de las mejores rotaciones que se recuerda junto a John Smoltz y Tom Glavine. Ganó 355 partidos y es el único en ganar, por lo menos, 15 juegos en 17 temporadas. Además, un gran defensivo con el guante y acreedor de 18 Guantes de Oro. Fue el primero en ganar 4 premios Cy Young de forma consecutiva y el máximo ganador del premio junto al siguiente del conteo.

4. Randy Johnson

El llamado “Big Unit” es considerado uno de los pitcher más temibles en la historia del juego. Con su famosa recta de humo y su célebre slider “mata paloma”, con el que literal despedazó a un ave durante los entrenamientos primaverales de 2001 en Tucson, Arizona. Esa misma temporada ganó la Serie Mundial con Arizona, ganando tres partidos en la serie, incluido el definitivo como relevista frente a Nueva York, tras haber ganando el juego 6 apenas unas horas antes. 5 premios CY Young y 4,875 ponches, lo convierten el segundo mejor ponchador por detrás de Nolan Ryan, otro fuerte candidato que tuvimos que dejar fuera de la lista.

3. CY Young

El llamado rey del triunfo con 511 en 22 temporadas, marca que luce imposible de pasar con las nuevas restricciones para los lanzadores. Ganó el campeonato de 1903 con Boston. Tan grande fue el legado del apodado “Cyclone” que el premio anual al mejor pitcher de la temporada en cada liga lleva su nombre.

2. Christy Mathewson

En 17 temporadas con los Gigantes de Nueva York, Mathewson ganó 372 partidos y tuvo efectividad de 2.13 en 17 temporadas, lo que lo convierte en el único pitcher en el top 10 en ambas categorías. Ganó el Clásico de Otoño en 1905 ganando tres partidos por blanqueada. Números que no pueden debatir la grandeza de Christy y su legado en las futuras generaciones de la gran carpa.

1. Walter Johnson

Considerado como uno de los primeros pitchers dominantes y el mejor derecho en en la historia de la pelota caliente. Walter ostenta récords que siguen sin poderse romper en más de 100 años, entre ellos el de blanqueadas con 110 y 12 temporadas como campeón de ponches,totalizando 3,509 al colgar los “spikes”. Con 417 victorias, es el segundo máximo de la historia. Con efectividad de por vida de 2.17, ganó una Serie Mundial con los Senadores de Washington en 1924. Fue uno de los cinco miembros inaugurales del Salón de la Fama de Cooperstown en 1938.

El pilón: Pedro Martínez

No puede faltar el representante latino. Sin duda, la gran joya Dominicana, Pedro Martínez, es considero el lanzador más grande latinoamericano y uno de los más dominantes de la historia, a la par de los antes mencionados. Tres premios a mejor lanzador y ganar la triple corona en 1999 con Boston gracias a un récord de 23-4, efectividad de 2.07 ERA y 313 ponches, muestran su pico de 1997 a 2003 como uno de los más imponentes en la historia del beisbol. Además, ayudó a los Medias Rojas a romper su Maldición del “Bambino de 86 años sin ganar un campeonato en 2004.

TE PODRÍA INTERESAR:

VIDEO: Una aficionada de Chivas le dio la vuelta al país

VIDEOS