NFL: Dallas Cowboys at Los Angeles Rams
Kirby Lee/Kirby Lee-USA TODAY Sports
22 octubre, 2020
Pablo de Rubens
Ritual NFL

De Rúbrica: Cowboys, un año más en las sombras

Dallas Cowboys nuevamente no está teniendo el rendimiento esperado. Si bien es cierto que este ha sido un año con bastantes lesiones y bajas de rendimiento en el roster, me parece que no debería de ser un pretexto para justificar los resultados

En qué problema están metidos los Dallas Cowboys. Uno de los equipos más populares y poderosos de los últimos 20 años no tiene ni pies ni cabeza y esta temporada me parece que continuará por el mismo camino y a pesar de la mentalidad positiva de varios de sus aficionados, este año volveré a decir: Dallas no es un equipo contendiente a Super Bowl.

  Una franquicia que no ha logrado ganar un campeonato desde 1995 (en donde Barry Switzer era el Head Coach) y no ha podido alcanzar la final de conferencia desde el 2006 (con Bill Parcells en el banquillo), me parece que puede ser etiquetado como un proyecto fallido; un proyecto que ha tenido subidas y bajadas, entradas y salidas de jugadores y staff, un proyecto que ha tenido una sola constante: Jerry Jones.

Para esta temporada el dueño de los Cowboys tuvo que hacer un cambio en el staff técnico, los argumentos ya no daban para mantener a Jason Garrett al frente del equipo y urgía un cambio de estructura. Sin embargo el relevo inmediato fue Mike McCarthy, un coach que si bien ya ganó un anillo de Super Bowl, salió bastante desgastado de Green Bay y tampoco ha significado un cambio radical en el esquema del equipo. Jones necesitaba un entrenador en jefe que no le pusiera “peros” ó se opusiera a sus prácticas inflexibles al interior de su equipo, por ello Mike era la mejor opción disponible, aún así, con lo que hemos visto en este arranque, Dallas sufrirá el mismo destino que ha tenido a lo largo de los últimos 20 años: el fracaso.

Dallas es un equipo para pelear siempre el Super Bowl

Si bien es cierto que este ha sido un año con bastantes lesiones y bajas de rendimiento en el roster, no debería de ser un pretexto para justificar los resultados. Dallas es un equipo grande que año con año debería de pelear por el Super Bowl y eso dejó de ser un objetivo real hace bastante tiempo. Una línea ofensiva que ha sufrido de bajas bastante importantes para el 2020, debido a las lesiones como las de Tyron Smith y La´el Collins, el retiro del centro Travis Frederick y la conmoción cerebral de Zack Martin de la semana pasada complican mucho el desempeño de un quarterback como Andy Dalton que apenas comienza a acoplarse al esquema de juego y a una ofensiva completamente nueva, que si bien es más talentosa que la que tenía en Bengals, este no es un equipo armado para él, sino para Dak Prescott.

Esta semana salieron a relucir algunos comentarios al interior del vestidor de Dallas, los jugadores no están conformes con el desempeño del staff técnico, al parecer, “no les están enseñando nada nuevo”. Si bien es cierto que gracias a que se encuentran en la división más floja de toda la NFL (División Este de la Conferencia Americana) se colocan momentáneamente en primer lugar y en puestos de playoffs. Esto no significa que el equipo este teniendo un buen funcionamiento ó siquiera sea competitivo con el nivel mostrado, en comparación con el resto de la NFL.

Su no sucede un milagro, auguro una segunda mitad de temporada complicada para Dallas, tal vez les de la posibilidad de transcender más allá de la temporada regular, pero que difícilmente le dará para derrotar a sus competidores más fuertes en la conferencia (Seattle, Tampa Bay ó incluso Green Bay).

VIDEOS