Dez Bryant se vuelve un Santo
Mitchell Leff/Getty Images
22 octubre, 2020
Pedro Antonio Domínguez
Ritual NFL

Dez Bryant está de vuelta con este equipo candidato al Super Bowl

El flamante receptor abierto probará suerte nuevamente, después de haber superado numerosas lesiones que lo alejaron de la NFL.

Solo necesita pasar exámenes físicos. Algo que para un atleta de NFL no debería significar mucho problema, y una vez que los supere, Dez Bryant será jugador de los Ravens de Baltimore. Sí, el mismo Dez que por años fue la pareja de Tony Romo y uno de los mejores receptores de la liga.

  No estaba retirado, de hecho, siempre hizo público su deseo de regresar a la NFL. Lo que pasó con Dez sencillamente fue una brutal racha de lesiones que lo alejaron del futbol americano profesional. Su última temporada completa fue en 2017, y al finalizar la misma, Dallas Cowboys decidió cortarlo tras ocho temporadas, para dar cabida a sangre más joven ya que claramente, Dez había bajado su rendimiento.

El verano de 2018 pasó sin actualizaciones y fue hasta noviembre de ese año cuando los Saints lo firmaron para juntarlo con Michael Thomas y Drew Brees. Pero lo peor que le podía suceder, pasó.

Apenas dos días después de haber firmado con el equipo, en su primera práctica, se reventó el tendón de Aquiles y nunca jugó para Nueva Orleans.

El resto del 2018 y todo el 2019 lo pasó en rehabilitación, y preparándose para volver a su mejor estado físico. En todo ese tiempo siempre recalcó su intención de regresar a los emparrillados.

Dez Bryant
Reuters

Ahora, en 2020 parece que serán los Ravens quienes le den la oportunidad, aunque no lo harán con los brazos abiertos. Primero se integrará a su equipo de prácticas y si les llena el ojo, será promovido al primer equipo.

Es válido hacer cuestionamientos. Al final, es un jugador que no tiene acción de máxima exigencia desde hace 3 años, que ha sufrido 3 lesiones importantes en sus últimas 2 temporadas en la liga y por alguna razón el resto de los equipos no tuvieron prisa para firmarlo.

Aún así, apenas tiene 31 años, y si puede jugar al 70% de lo que llegó a ser, será una ganga más para los Ravens.

Te Puede Interesar
VIDEOS